El ITF de Sanxenxo desafía a la lluvia y entra en su fase final

Jessica Bouzas jugará este viernes los cuartos contra Laura Hietaranta


Pontevedra / La Voz

La lluvia está siendo un verdadero quebradero de cabeza para los organizadores del ITF de Sanxenxo, uno de los torneos más relevantes del país, que cada año reúne en Sanxenxo a decenas de promesas del tenis internacional entre las que destaca Jessica Bouzas, que este viernes jugará los cuartos contra la finlandesa Laura Hieteranta, que este jueves ganó por 6-2 y 6-3 a la búlgara Shalamanova.

La tenista vilagarciana está demostrando en casa que está llamada a ser uno de los referentes de tenis nacional. El director deportivo del Círculo Cultural y Deportivo de Sanxenxo, Noli Álvarez, reconoce que «es una buena jugadora, su entrenador, Xavi Ferrer, el hermano de David Ferrer, asegura que están muy contentos con su trabajo y que apostarán por ella».

Bouzas es una de las candidatas a llevarse el ITF Sanxenxo. Su rival tiene el puesto 217 en el ránking internacional, mientras la vilagarciana dio un empujón muy grande a su carrera tras ganar en Vinarós en el V GRIP2. Actualmente es la número 53 ránking mundial sub-18. Y es que Jessica Bouzas es la primera tenista júnior gallega en jugar un torneo de Grand Slam en 20 años. La anterior fue la pontevedresa Lourdes Domínguez.

Con esta carta de presentación llegará Jessica Bouzas al partido de cuartos de este viernes en un torneo que ahora entra en su fase más importantes. Cada año trabajan para potenciar el tenis nacional y el gallego. Empezaron siendo el único ITF júnior del país, pero la buena acogida de estos torneos abrió el ojo de la federación internacional, que ha autorizado más en todo el país. «Con este incremento que hubo de los ITF el nivel de los inscritos en la fase previa bajó mínimamente, pero en esta fase final está siendo muy alto», comenta Noli Álvarez, que reúne en Sanxenxo a entrenadores que fueron grandes jugadores como David de Miguel, que llegó a ser número 70 en el mundo, o Joakim Nyström. «Se ve que los profesionales apuestan por este torneo», explica Álvarez.

Desde el Círculo Cultural y Deportivo de Sanxenxo solo lamentan la mala pasada que les está jugando la lluvia en está edición. «Nos está machacando, está siendo un calvario», reconocen desde la organización, que han tenido que acudir a las pistas cubiertas del Club de La Toja y al Casino Mercantil de Pontevedra para poder cumplir con la programación del ITF de Sanxenxo. Y es que los reajustes en el calendario han obligado a poner los partidos desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche. «Estamos haciendo jornadas maratonianas, ahora empieza a ser más fácil al estar en cuartos y con nuestras tres pistas cubiertas es suficiente», señala Noli Álvarez, uno de los pioneros en los torneos ITF de esta categoría. No quería que los tenistas tan jóvenes diesen el salto de cadetes a profesionales, consideraba que tenía que haber una fase intermedia no profesional y peleó por conseguirlo. Este sistema deportivo existía en otros puntos de Europa, pero desde Sanxenxo hicieron la propuesta para poder organizar un ITF júnior cada año y la federación internacional se lo concedió. Desde entonces, todas las promesas del tenis pasan por la Cultural, que estos días vive su fase final. Y ya van 18.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ITF de Sanxenxo desafía a la lluvia y entra en su fase final