Sanxenxo, O Porriño, O Grove y San Cibrao son junto a las urbes gallegas los concellos con más población flotante

Santiago suma a su censo hasta 18.000 residentes temporales más, A Coruña otros 11.000 y Vigo rebasa los 5.000


Vigo

La población estacional, la que completa el número de habitantes reales de una localidad, se convierte en negativa en Galicia durante la mayor parte del año, en todos los trimestres concretamente, menos el que concentra el movimiento estival de julio a septiembre. Más de 230 concellos pierden población nueve de los doce meses del año al salir de sus límites más residentes que los foráneos que entran por motivos como los desplazamientos por trabajo, estudios, razones sanitarias o turismo. Lo curioso es que cuando llega el verano la situación cambia por completo y son 250 localidades de la comunidad las que ganan población por encima de sus registros por la llegada de visitantes y la vuelta de los que pasan la mayor parte del año fuera del punto donde están censados. 

El Instituto Galego de Estatística publica hoy un estudio sobre los movimientos de la población en cada municipio gallego en el que fija cuál es la carga de población que soportan los concellos calculando la media trimestral de personas que a tiempo completo están en una localidad, es decir, la resta del número de los los residentes que salen por cualquier motivo pero siguen censados en su municipio de referencia y los que entran en él. De dicho análisis se desprende que las siete ciudades son lógicamente las zonas con mayor población estacional, salvo Ferrol, que en verano deja de integrar el listado de los diez ayuntamientos con más capacidad de atracción. A las urbes se suman Sanxenxo, O Grove, San Cibrao das Viñas y O Porriño, si bien los dos últimos, enclaves claros de captación de trabajadores, dejan también el ránking en los meses estivales, en los que ascienden sobre todo Nigrán y Baiona, además de los municipios costeros turísticos anteriores. 

Los ayuntamientos que más habitantes pierden temporalmente durante la mayor parte el año son Ames, Oleiros, Narón, Cambre, Teo, Culleredo, Redondela y Barbadás, todos ellos en las áreas de influencia de grandes ciudades que les restan efectivos por motivos de empleo y estudios, fundamentalmente. Oleiros da la vuelta a esa situación en el tercer trimestre del año. 

Movimientos vacacionales al margen, los estudiantes son los que disparan el censo de Santiago, donde la actividad de las segundas residencias compensan en verano el fin del curso, mientras que el empleo tira de la población estacional en A Coruña y Vigo. 

El panorama de las siete ciudades contando con los movimientos de la población rebaja la distancia entre Vigo y A Coruña a solo 38.629 habitantes en verano, fruto de un éxodo de vigueses a segundas residencias en las vacaciones y salidas por viajes en mayor número que en el caso herculino. Por trabajo, A Coruña llega a superar los 7.500 habitantes a mayores, saldo que en Vigo tiene su tope en en 5.262 porque es mayor la marcha de vigueses a municipios limítrofes a trabajar. 

En todos los trimestres del año Santiago arrebata a Ourense su condición de tercera localidad de Galicia por censo, con un tope de 115.419 residentes en Compostela y 105.901 en el de la ciudad de As Burgas. Lugo llega a rozar los cien mil habitantes reales en verano, mientras que Pontevedra y Ferrol mueven solo ligeramente al alza sus padrones por e efecto de captación de vecinos no fijos.

Santiago es también el enclave que más residentes temporales capta por atenciones sanitarias, casi mil personas de media, cifra que sube a 897 en A Coruña y a 757 como máximo en Vigo.

Temporada estival al margen, los ayuntamientos con mayor tasa de carga poblacional son Carballeda de Valdeorras y San Cibrao das Viñas, por la entrada de trabajadores, y Mondariz Balneario por turismo. El panorama cambia en los tres meses de verano, pasando a ser Sanxenxo, Mondariz-Balneario de nuevo, O Grove, Barreiros y A Teixeira los que mayor porcentaje añaden a sus padrones por la llegada de turistas y habitantes de segundas residencias, la mayoría de emigrantes en el caso ourensano. Sanxenxo bate en todo caso todos los récords, ya que suma a su población oficial un 86 % más. Por el contrario, a localidad que más residentes pierde a lo largo de todo el año es Barbadás, en la que solo queda el 9 % de sus residentes habituales, mientras que el resto se van temporalmente por motivos laborales a Ourense y San Cibrao. 

En porcentaje, además del aumento en 31.629 personas que el IGE contabiliza en Sanxenxo en verano con un 186% de su población real, destacan las tasas más altas de Mondariz-Balneario que llega en población a un 162%; O Grove 143%; Barreiros 136%; A Teixeira 135%; Carballeda 133%, San Cibrao 122%; Portomarín 121%; Santiago 118, y Rábade 116. 

Santiago y Sanxenxo son los dos concellos donde más foráneos pernoctan de media, en un ránking del top 5 que solo lo llegan a integrar también a lo largo de los cuatro trimestres las ciudades de A Coruña, Pontevedra y Lugo. 

Las poblaciones donde hay más pernoctas por la acción de las segundas viandas son Sanxenxo, San Xoán de Río, Barreiros, A Teixeira, O Bolo, A Veiga, Quintela de Leirado y Sober, con incrementos poblacionales proporcionados por esta herramienta inmobiliaria superiores al 25% de sus respectivos padrones. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Sanxenxo, O Porriño, O Grove y San Cibrao son junto a las urbes gallegas los concellos con más población flotante