La Guardia Civil busca la lancha que causó la muerte de un buzo en Portonovo

Las pesquisas se centran, aparentemente, en los puertos deportivos próximos a esta localidad de Sanxenxo. El fallecido utilizaba la boya de señalización

;
La Guardia Civil busca la lancha que causó la muerte de un buzo en Portonovo Las pesquisas se centran, aparentemente, en los puertos deportivos próximos a esta localidad de Sanxenxo. El fallecido utilizaba la boya de señalización

Sanxenxo / La Voz

Transcurridas más de doce horas del atropello que le costó la vida a un buzo en aguas de Portonovo, en Sanxenxo, aún no se ha localizado la embarcación que protagonizó el atropello y, por tanto, no se ha identificado a su piloto. La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para esclarecer ambos extremos y, de hecho, según indicaron fuentes del sector pesquero, los agentes estarían centrando sus pesquisas en los puertos deportivos próximos al lugar donde se produjo el accidente.

En principio, todo apunta a que los hechos han sido calificados como una imprudencia con resultado de muerte, así como cabría la posibilidad de que se tuviese en consideración la posibilidad de un delito de omisión del deber de socorro. En todo caso, expertos en Derecho precisaron que, si el piloto no fue consciente del arrollamiento, será muy complicado, por no decir improbable, que se puedan ampliar los cargos a este segundo delito.

Una tarde de pesca submarina acabó en tragedia el primero de julio en las Rías Baixas. Un buzo murió al ser arrollado por una embarcación en la zona de punta Cabicastro (Portonovo), en el municipio pontevedrés de Sanxenxo. La víctima mortal es el vecino de Vilagarcía de Arousa Manuel Ángel Fernández Bouzas, de 36 años. Fuentes del Concello de Sanxenxo apuntaron que la lancha de color blanco que le pasó por encima se dio a la fuga tras el accidente. En la misma zona se encontraba buceando otra persona, sin relación con el fallecido, que casi al mismo tiempo resultó herida leve al clavarse un arpón. Según informó el servicio de emergencias de Galicia 112, se recibieron dos avisos a un tiempo al filo de las seis de la tarde a través de varias personas que navegaban por la zona y de los equipos de Salvamento Marítimo. Desde la central de coordinación se movilizó a Urxencias Sanitarias, ya que el buzo que fue alcanzado por la lancha se encontraba en parada cardiorrespiratoria sobre unas rocas en punta Cabicastro. Hasta el lugar se desplazó el equipo de una ambulancia medicalizada con base en el centro de salud de Baltar, en Portonovo. Los profesionales sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida del buzo a pesar de las maniobras de reanimación cardiopulmonar, dado que, al parecer, la hélice le provocó heridas letales. La víctima mortal realizaba pesca submarina junto a otro compañero.

Para atender al otro buzo acudió una ambulancia asistencial. El herido salió por sus propios medios del agua e incluso rechazó ser evacuado en ambulancia para dirigirse él mismo al PAC.

;
Así fue el rescate del buzo fallecido en Portonovo Murió por el golpe de una lancha. El submarinista usaba la boya de señalización

La autopsia y la investigación aclararán la causa de la muerte y del accidente

El cuerpo del buzo de 36 años fallecido fue trasladado a la delegación de Pontevedra del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), ubicada en el Hospital Provincial, donde está previsto que esta mañana se le practique la autopsia al cadáver.

La investigación tendrá que determinar las circunstancias en las que se produjo el fatal accidente marítimo y la responsabilidad. Fuentes municipales del Concello de Sanxenxo indicaron que, en principio, la víctima mortal y su compañero de pesca submarina llevaban la boya de señalización que es obligatoria para que sean visibles en el agua. La embarcación que arrolló al submarinista siguió su rumbo y se desconocía, al cierre de esta edición, si su tripulante o tripulantes fueron conscientes del daño causado al hombre con la hélice de la lancha.

En el operativo desplegado este lunes en punta Cabicastro participaron, además de Urxencias Sanitarias, el Grupo Supramunicipal de Emerxencias de Sanxenxo, así como agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sanxenxo.

Un buzo que estaba en Punta Cabicastro: «Ayer vi en el mar lo que nunca nadie querría ver»

Cristina Barral

Diego Calviño, que intentó reanimar a Manuel Ángel Fernández, escribe en Facebook una sentida carta en la que pide mayor responsabilidad a los que gobiernan una embarcación

Diego Calviño sigue roto después de lo ocurrido este lunes en Punta Cabicastro, en Sanxenxo. Allí vio morir a un compañero de buceo. «Me llamo Diego y ayer vi morir a Manuel. Me llamo Diego pero podría llamarme, perfectamente, Manuel», así empieza su escrito. Relata que te preparas para muchas cosas en la vida, pero nunca para ver morir a un chaval de 36 años que tenía más de media vida por delante y «al que acaba de pasar por encima la hélice de un barco mientras disfrutaba de una tarde libre con su amigo». Cuenta que intentó salvarle la vida a pesar de que, por la gravedad de las heridas, «sabía el final de esta historia».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La Guardia Civil busca la lancha que causó la muerte de un buzo en Portonovo