Desesperados y en lucha por culpa de Internet

Vecinos de Barro, Cuntis, A Lama, Sanxenxo o Pontevedra se rebelan contra la mala conexión a la Red


pontevedra / la voz

Unos datos aportados por la Axencia Para a Modernización Tecnolóxica (Amtega) de la Xunta de Galicia señalaban recientemente que casi el 80 % de los vecinos de la provincia de Pontevedra habían utilizado Internet en los últimos tres meses. En ese 20 % restante que no usa la Red hay muchos vecinos a los que sí les gustaría abrir tranquilamente una página web o descargar un vídeo. Pero no pueden hacerlo. ¿Por qué? Porque viven en zonas donde la conexión es deficiente, con caídas continuas y una velocidad de Internet que no supera uno o dos megas. Algunos viven en aldeas apartadas, donde incluso la conexión telefónica es irregular. Es el caso de los vecinos de Xesta, en A Lama. Pero otros están a dos kilómetros del casco urbano de Cuntis o, lo que es más llamativo, a poca distancia del centro de la villa turística de Sanxenxo. Hartos de que se haga caso omiso a sus quejas y de que la llegada de la fibra se vea lejos, los particulares no dejan de quejarse a las compañías de las que depende su conexión, recogen firmas para hacerse oír y expresan su desesperación.

Empezamos en la aldea de Faxil, en la parroquia de Agudelo, en Barro, a bastante menos de media hora en coche desde Pontevedra. Allí viven vecinos como Pedro Lueiro, que hace tiempo que ha decidido librar una batalla por la baja velocidad y los continuos fallos de la conexión a Internet en la zona. Ha recogido firmas y las ha entregado en el Concello, que apoya su causa y las elevará a Consumo y a la compañía. «Meteron a fibra pero non chegou ata aquí, quedounos máis ou menos a un quilómetro. Nós temos ADSL, pero vai moi mal porque os cables son moi antigos e cada pouco tempo rompe algo. En teoría temos unha velocidade de un mega, que xa de por si é ridícula. Pero nin sequera podemos disfrutala porque falla a conexión», explica. Así, ni los niños del núcleo pueden consultar Internet si les mandan alguna tarea del colegio ni nadie se plantea trabajar con la Red como cómplice. Pedro Lueiro se ha propuesto llamar todas las semanas a la compañía. Anteriormente, gracias a su insistencia, ganó una batalla: «Unha vez houbo unha avaría e estiven tres meses chamando. Non había maneira de que se fixeran cargo. Chegou un momento que lles dixen que viñeran retirarme os postes que teñen nunhas fincas miñas... e aí chegamos a un acordo. Veu o técnico e acabouse o conto».

En Cuntis, desde la aldea de Noval, Juan Garrido cuenta algo parecido. También tiene tecnología ADSL y una velocidad, en teoría, de dos megas. Pero, según explica, la conexión también falla de forma continua. «Cheguei a contratar Netflix pero enseguida me tiven que dar de baixa porque ver unha película era imposible. Cortábase a cada paso. A veces estás tempo e tempo e non das aberto sequera unha páxina web... e para descargar algo xa é imposible. Temos unha ADSL de hai corenta anos, ata que nos chegue a fibra podémonos esquecer de todo», indica con enfado.

A cinco minutos del centro

Pero no hace falta irse hasta Cuntis para topar el mismo problema. Los vecinos del barrio de A Fontaíña, en Lérez (Pontevedra, padecen el mismo calvario. Un autónomo que trabaja desde allí explica que es muy difícil enviar un simple correo electrónico con un par de fotos. Y que si se quiere incluir en él un contenido vídeo la odisea ya es total: «

O outro día tiven un correo cun vídeo subíndose toda a noite e pola mañá aínda ía no 20 %. Finalmente, tiven que ir ao centro de Pontevedra para poder envialo», c

uenta.

Los problemas con la velocidad de la Red se repiten a lo largo y ancho de la comarca. Y, algunos, aunque son ya muy conocidos y antiguos, continúan vigentes. Es el caso de la deficiente conexión que lastra la actividad de muchos establecimientos hosteleros de Sanxenxo. Lo cuenta Francisco González, presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo: «Seguimos con deficiencias con Internet. Es algo histórico y muy peleado. Ahora tenemos la esperanza de que la fibra se extienda a corto plazo. Esperemos que sea cierto, porque esto es muy grave», asevera.

En Sanxenxo, algunos hoteles siguen teniendo problemas para utilizar la Red

«Contratei Netflix e tiven que darme de baixa. É imposible ver unha película», dicen desde Cuntis

En el barrio de A Fontaíña, en Lérez, el ADSL no llega al mega de velocidad de subida

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Desesperados y en lucha por culpa de Internet