Los trabajos pendientes en el vial de Dorrón se retomarán tras las fiestas

El proyecto prevé la retirada de los postes que se encuentran en medio de la calzada desde hace años


sanxenxo / la voz

El regreso de los obreros a la carretera de Dorrón, en Sanxenxo, tiene ya fecha. El diputado de Mobilidade, el nacionalista Uxío Benítez, explicó ayer que esta última fase de reforma de esta carretera se acometerán después de las fiestas. La actuación fue adjudicada oficialmente ayer en la junta de gobierno de la institución provincial a la empresa Narom por algo más de 254.000 euros.

El diputado provincial manifestó que «xa está acordado coa empresa que a actividade será inmediata tras o parón e o peche dos trámites administrativos que aínda restan», en referencia a la firma del contrato y el acta del replanteo. El objetivo de estos trabajos es finalizar, de una vez por todas, con los problemas de seguridad vial de la carretera, que es de titularidad de la Diputación.

Esta es una de las obras más reclamadas por los vecinos de Dorrón y ha sido una reforma salpicada por las dificultades administrativas y de todo tipo. Comenzados los trabajos con la anterior Diputación de Rafael Louzán, la actual institución provincial heredó un vial paralizado con obras medio acabar y con un problema con la cesión de terrenos. A lo largo de este mandato se han ido haciendo en pequeñas fases algunas actuaciones, pero todavía quedan pendientes, como ejemplos más llamativos, la retirada de los postes de tendido aéreo que se encuentran en medio de la calzada y suponen un peligro potencial para viandantes y conductores.

El proyecto recientemente adjudicado es completamente nuevo y responde a las ventajas de haberse conseguido nuevas cesiones, «entregadas polo Concello tras varios requerimentos», apuntan desde la Diputación.

Está previsto que lo primero que se ejecute sean los tramos que faltan de las redes subterráneas de servicios. Una vez canalizadas las tuberías de Fenosa y Telefónica, las empresas podrán bajar los cables aéreos y retirar los postes que se encuentran en dominio público y que son la queja constante de los vecinos por su peligrosidad.

También se llevarán a cabo los tramos de aceras que faltan en la zona de actuación, de tal manera que habrá un itinerario peatonal continuo y seguro desde la PO-308 hasta el colegio Magaláns. Al comienzo de la carretera provincial las aceras estarán a lado derecho y posteriormente se habilitarán en el margen izquierdo. A continuación, se actuará en las cunetas de hormigón de la margen derecha de la calzada y se dotará de una capa de rodadura a toda la carretera.

La Diputación instalará 28 luminarias de 9 metros de alto, con iluminación LED y se marcará una nueva señalización horizontal y vertical.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los trabajos pendientes en el vial de Dorrón se retomarán tras las fiestas