La obra en A Lanzada no frena la erosión del talud ante la llegada de las lluvias

Costas instaló una tajea para desviar el agua y evitar que la tierra siga cayendo hacia la playa cada vez que llueve fuerte


sanxenxo / la voz

Fue caer las primeras lluvias del otoño y empezar a formarse surcos en el talud de A Lanzada, en el vial derecho de acceso a la ermita. Los trabajos de contención del acantilado, que realizó Costas el pasado verano, no han impedido, al menos por ahora, que la erosión continúe avanzando en uno de los lugares más emblemáticos de la comarca. En una inspección visual, se perciben claramente los desprendimientos de tierra de la parte más alta del terreno hacia la playa próxima. También se pueden ver sin dificultad varias grietas en la superficie inmediata del terreno, que auguran que los desprendimientos seguirán todavía durante un tiempo. Asimismo, el suelo está lejos de ser compacto entre la tajea y el acantilado, o al menos esta es la impresión que se percibe al pisarlo.

Costas atendió este año la reiterada petición, por parte del Concello de Sanxenxo y los vecinos, de que se acometiese una solución que pusiese fin a la erosión de esta ladera, que lleva abierta cuatro años. La medida adoptada consistió en la realización de una tajea, en cemento, que desvía las torrenteras que se forman en este terreno arenoso cada vez que llueve fuerte y que confluían en el tramo del acantilado que se desplomó.

La pérdida de terreno en el vial ha sido una tónica desde hace tiempo en cada invierno -el vallado original se fue ladera abajo y la señalización temporal se tuvo que reponer en varias ocasiones por la misma razón-. Ahora está por ver si esta pérdida reciente de tierra es solo temporal y se consolida el resto del acantilado o si la erosión continúa avanzando. Las lluvias de este invierno serán clave para poder concluir la efectividad del proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La obra en A Lanzada no frena la erosión del talud ante la llegada de las lluvias