Lucha titánica contra un vertido de fecales

Una vecina de Sanxenxo está harta de denunciar que un pozo de bombeo contamina un regato pegado a su casa


sanxenxo / la voz

María Visitación Vidal, vecina de A Revolta, en el municipio de Sanxenxo, suspira antes de narrar el problema que la trae por la calle de la amargura. «Estou farta de loitar, puxeron un pozo de bombeo que ten o aliviadeiro mesmo enriba dun regato e cada pouco tempo desborda e hai vertidos de augas fecais. É algo noxento e a miña casa está pegada a iso tan noxento», informa.

Cuenta María Visitación que el problema viene de lejos. Hace unos veinte años que vive en A Revolta y siempre sufrieron vertidos. Cada poco tiempo, aunque no llueva demasiado ni sea verano -la población aumenta en el estío y por tanto también las aguas residuales-, el aliviadero desborda y empiezan a ver flotando en el agua heces, papel higiénico y demás desperdicios. Dice que el olor llega a ser insoportable, sobre todo en verano. Y se queja también de la proliferación de roedores: «Temos ratos a moreas e tamén temos moscas. Este verán non podiamos botar a porta fora porque entre o cheiro e as moscas non se paraba».

Empezó haciendo llamadas a la Policía Local de Sanxenxo. Dice que los agentes la atendieron en un buen número de ocasiones y que llegaron a desplazarse para hacer fotos del regato y del aliviadero. Como veía que la cosa seguía igual, acudió también a la Guardia Civil y cursó la pertinente denuncia. Vino el Seprona a tomar imágenes e inspeccionar la zona, y le dijeron que harían también un informe.

A María Visitación y a su familia le duelen las consecuencias que padecen por culpa de los vertidos. Pero también les preocupa la continua contaminación que sufre el regato: «Esa auga sucia acaba indo para o mar. Ademais esta zona está protexida, está dentro da Rede Natura. Non me parece lóxico que teña unha figura de protección e que estea así, deixada da man de Deus», dice. De ahí que se haya decidido a denunciar los vertidos por todos los medios posibles. Señala que además el regato está ubicado en un punto estratégico: «Ten que saberse tamén que isto é un paso de camiño para a praia da Lanzada, que queda soamente a cen metros», indica con impotencia esta sanxenxina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Lucha titánica contra un vertido de fecales