Denuncian el colapso «insoportable» en verano del centro de salud de Baltar

La falta de médicos para desplazados ralentiza el servicio a los vecinos residentes

.

sanxenxo / la voz

El reparto entre los médicos de familia del exceso de pacientes que recurren al servicio de desplazados -turistas- en el centro de salud de Baltar, en Sanxenxo, lleva a este ambulatorio a un colapso «insoportable», según explicó uno de estos facultativos, el doctor César Gil. La situación no es nueva y sigue sin solución pese a repetirse verano tras verano. Además, se da la circunstancia de que este incremento de población es previsible. Sanxenxo se convierte en agosto en la tercera ciudad de Galicia. Supera en fin de semana las 140.000 personas.

La escasez de personal dedicado en exclusiva a los desplazados ralentiza, de esta forma, las consultas de los vecinos permanentes. La situación se agrava si se tiene en cuenta de que Baltar es la única referencia para desplazados de este municipio y el de Meaño. En el centro sanxenxino critican la sobrecarga de trabajo que esto implica, porque los médicos de familia, además de sus cupos habituales y de los de los médicos que sustituyen por vacaciones o bajas, se ven desbordados por el elevado número de visitantes que tienen que examinar.

La raíz del problema es que los turno de dos médicos para atender visitantes no son capaces de asumir con la fluidez adecuada la avalancha de consultas y urgencias previsibles en una población que supera a ciudades como Pontevedra, Santiago y Ourense. La solución adoptada por el Sergas no ha sido reforzar con más médicos este servicio de desplazados, como piden los facultativos y colectivos como la Plataforma Veciñal. Antes que contratar a más médicos, la decisión de la Administración autonómica ha sido distribuir entre los residentes ese número que no le da tiempo material a atender a los facultativos para visitantes.

Adultos y menores juntos

Como consecuencia, entre otras cosas, César Gil expuso, por ejemplo, que los facultativos están atendiendo a una media de 55 a 60 pacientes al día. Para colmo, a los médicos de familia se les impone desde el Sergas la atención no solo de los adultos sino también de los menores de edad que vengan derivados del área de desplazados. Esto ralentiza las consultas porque no es lo mismo ver a un niño que a un adulto. Por estas cuestiones, y la falta de respuesta efectiva por el Sergas, el doctor Gil, que ha pedido el traslado de este ambulatorio tras 9 años allí, ha reclamado también la dimisión del gerente del área sanitaria y de la jefa del servicio.

La protesta del doctor Gil no es única. El Colegio Oficial de Médicos de Pontevedra también se quejó de que la mala planificación esté forzando a los médicos de familia a atender menores, en detrimento de los pediatras.

En Baltar, a preguntas de este periódico, otra facultativa, que no reclamó dimisiones pero sí más medios humanos, admitió que se encuentran «sobrecargados». En sala, turistas y vecinos exigen al Sergas que reaccione y redimensione en verano la plantilla de Baltar de forma acorde con la cifra de turistas.

Desde la EOXI de Pontevedra y O Salnés se sostuvo que no le consta ninguna queja por este tema sobre Baltar. Añadió que, frente a otros verano, «no constan incrementos de actividad reseñables» en Atención Primaria. Y tercero, que Baltar cuenta con un refuerzo de personal que, con los efectivos habituales, asume «gradualmente» la demanda de Atención Primaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Denuncian el colapso «insoportable» en verano del centro de salud de Baltar