El año más intenso de Telmo Martín

El veterano político recuperó la alcaldía de Sanxenxo para el PP tras el fracaso del cuatripartito, devenido en tripartito


sanxenxo / la voz

El pleno celebrado en Sanxenxo el 31 de mayo del 2017 hizo historia. No solo devolvió la alcaldía al popular Telmo Martín, que se quedó a solo un edil de conseguirlo en el 2015. Lo inusual de la sesión fue que tomó el bastón de mando con el voto favorable del anterior alcalde, Gonzalo Pita, que dimitió dos días antes y pasó a ser teniente de alcalde. Fue una decisión política sin precedentes y con la que Pita y los ediles Daniel Fernández y Jesús Sueiro se justificaron como única medida de poner fin a la inestabilidad política del equipo de gobierno. No hay que olvidar que hacía un año que el cuatripartito se quedó en minoría con la marcha de Roberto Carlos Agís a la oposición.

¿Qué ha cambiado en un año? Doce meses no dan tiempo para mucho, pero algunas cosas sí que se han hecho notar. Martín tomó personalmente el timón de un verano que se le echó encima con un Concello al que le faltaban la mitad de los deberes por hacer. Logró aprobar con nota. En la pasada temporada estival no trascendió la imagen de conflictividad de la noche sanxenxina, que tantos quebraderos de cabeza había dado a anteriores equipos. El nuevo regidor se hizo famoso por pasar esas madrugadas con agentes de la Policía Local y otros ediles del gobierno asegurando el cumplimiento de las normas de convivencia. Desterró el botellón de los puertos de Sanxenxo y Portonovo.

Si el verano fue la prioridad en aquellos meses, quedaba también poner orden en las cuentas. Martín confió a Marcos Guisasola, como edil de Hacienda, que aprobase los presupuestos del 2017 y del 2018 con una diferencia de escasos meses. Este fue otro de los argumentos esgrimidos por Pita para dar por zanjado el tripartito. La alianza con el PP le dio la estabilidad en el gobierno de la que cacería SAL con sus socios. De otra forma, sería muy difícil aprobar los presupuestos.

A principios del 2018, Telmo Martín logró algo que parecía imposible. Tras una tensa serie de reuniones, los propietarios del polígono de Nantes aceptaron su propuesta para desbloquear la finalización del parque empresarial: más dinero para las obra pendientes -600.000 euros- y otorgar un plazo hasta otoño para que todo esté rematado. El Concello de Sanxenxo ha adjudicado estos trabajos que están en marcha y el equipo de gobierno cree que podrá cumplirse el acuerdo.

En el ámbito urbanístico, el regidor también tomó una decisión de calado. Suspendió las licencias de 25 de los 30 suelos urbanizables. Se trata de reajustar las previsiones a la situación actual.

Por su parte, Telmo Martín también ha conseguido el dinero de Fomento para rehabilitar el pazo de Quintáns y desatascar la regeneración de la playa de A Carabuxeira. Esta misma semana logró que Costas y Portos aceptasen asumir con el Concello la ejecución de este proyecto.

Con Feijoo, ha logrado firmar el convenio para reformar la rúa Progreso, mientras Infraestruturas sigue con su plan de seguridad vial en la PO-308. Y en el frente marítimo, a nadie le ha pasado inadvertido el arcoíris de Silgar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El año más intenso de Telmo Martín