Cincuenta alumnos de Vilalonga vuelven andando a casa por una avería en el bus

La línea afectada, que cubre las zonas de Arnosa y Rouxique, llegó al instituto a recoger a los niños con media hora de retraso


pontevedra / La Voz

Medio centenar de alumnos del instituto de Vilalonga volvieron ayer a casa caminando. Su hora de salida es las dos de la tarde, pero el autobús que los recoge a diario no apareció a esa hora, así que transcurridos unos minutos, «la monitora lles dixo que fosen camiñando para casa, que non sabían cando viría», explica una de las madres afectadas, que vio como su hija llegaba a casa andando. Ella y otro medio centenar de adolescentes del entorno de Vilalonga hicieron el mismo recorrido.

Según explican desde la empresa de transportes, el autobús que tenía que estar en el instituto a las dos en punto sufrió una avería y llegó 25 minutos más tarde a su destino. «Algúns rapaces camiñarían aproximadamente dous kilómetros, non é moito, pero non pode pasar», indica esta madre. La línea afectada cubre las zonas de Arnosa e Rouxique, en Sanxenxo. Algunos pequeños tardaron hasta media hora en llegar a sus casas después de las clases. En este centro, cerca de medio millar de chavales hacen uso del servicio de transporte en las seis líneas disponibles para ir al instituto de Vilalonga, algunos incluso desde concellos próximos como Meaño o desde otras parroquias del ayuntamiento de Sanxenxo.

«Non hai ningún bono nin axuda»

Padres del instituto de Vilalonga se concentraron ayer para visibilizar una situación que ya no quieren seguir soportando. Piden que el transporte sea «asequible» para todos los alumnos. Al menos así lo define Sandra Fernández, portavoz de la Asociación de Pais e Nais. Denuncian que desde que el servicio pasó de la Consellería de Educación a Mobilidade el precio se ha encarecido. «Non hai ningún tipo de bono nin de axuda para as familias numerosas», señala. El curso pasado se pagaba un euro por el trayecto, pero este curso ha subido hasta el 1,40, lo que supone para muchos padres un desembolso de cerca de setenta euros al mes por hijo. Ruth Calvete, madre de un niño de 13 años, acompaña a su hijo cada mañana desde Canelas hasta la parada del bus en Portonovo para poder pagar solo un euro por viaje. «Es una zona muy oscura para que baje solo a las siete y media de la mañana», explica, acompañada de dos madres afectadas. «Yo lo llevó en autobús hasta la parada, así me sale más barato», subraya Rocío Dadín. De las seis líneas, solo una pertenece a Educación y tiene un coste asequible. Los alumnos que tienen que asistir a las clases de refuerzo por la tarde no tienen como hacerlo. «Este ano non hai servizo pola tarde, quen os teña que levar o van cos pais o non poden asistir», lamenta Fernández. Desde la Xunta confirmaron ayer que en la línea de Educación van los alumnos del municipio, pero negocian con Monbus para ver si se puede poner en marcha alguna bonificación para el resto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cincuenta alumnos de Vilalonga vuelven andando a casa por una avería en el bus