El tripartito de Sanxenxo salta en pedazos

SAL rompe el pacto de gobierno con el BNG y el PSOE con la reforma de Luis Rocafort como detonante, mientras una parte de los liberales se orienta hacia un acuerdo con Telmo Martín

.

sanxenxo / la voz

El gobierno tripartito de Sanxenxo ya es historia y el Concello afrontará la segunda remodelación importante en un plazo inferior a los dos años. Hoy está previsto que el alcalde, Gonzalo Pita (SAL), cese de sus competencias en el ejecutivo a los tres ediles del BNG -David Otero, Sandra Fernández Agraso y Maximino González- y a la concejala del PSOE -Coral González-Haba-. Los liberales se quedan de esta forma en una franca minoría, con cuatro escaños en una corporación de 17. Según apuntan algunas fuentes, esta situación tiene un carácter transitorio y el obstáculo se salvará en el futuro con un pacto de gobierno con el PP, que aportaría siete ediles. De esta forma, se lograría una holgada mayoría absoluta que garantice la gobernabilidad de Sanxenxo. Desde SAL no han querido confirmar ni desmentir esta hipótesis, que cobra fuerza en los corrillos del municipio. Está convocada una comparecencia del alcalde ante los medios este mediodía para dar información detallada sobre esta grave crisis de gobierno.

Las tensiones en el seno del ejecutivo local han sido un tema recurrente en los últimos meses. La existencia de estas disensiones internas se hizo pública hace pocas semanas con sendas comparecencias públicas, de SAL, por un lado, y del BNG y PSOE, por el otro, en relación con la forma en que se está realizando la reforma de la calle Luis Rocafort. Mientras que el alcalde, Gonzalo Pita, reclamó que se modificase el proyecto que impulsa la Diputación en esta vía para dejar 25 plazas de párking en batería, sus hasta ahora socios nacionalistas y socialistas salieron también en público en una rueda de prensa conjunta para enmendarle la plana y decir que el proyecto no se tocaba. Esa rueda de prensa y las posteriores declaraciones del diputado provincial de Mobilidade, Uxío Benítez (BNG), tensaron al máximo las relaciones entre SAL y los demás integrantes del tripartito.

El regidor le dio al Bloque y al PSOE un margen para que rectificasen sus posturas. El plazo venció el lunes pasado, según indicaron fuentes autorizadas, y ante el silencio de sus socios, SAL convocó una asamblea interna de sus formación política.

La reunión de los liberales se celebró en Vilalonga, con la asistencia del alcalde y de los ediles de SAL -Jesús Sueiro, Daniel Fernández y Vanessa Rodríguez Búa-. En esa cita, el regidor expuso sus motivos para dar por finiquitado el pacto de gobierno y con él, el tripartito. Asimismo, se expuso a los afiliados y simpatizantes las posibilidades de alcanzar un acuerdo con el Partido Popular y asegurar la gobernabilidad del Ayuntamiento. Cabe señalar en este sentido que el portavoz popular Telmo Martín lleva meses haciéndole guiños a SAL para que reconfigure sus alianzas y se acerque a un pacto con el PP. El anuncio de la ruptura defendida por el alcalde, y que ya era esperado desde hacía tiempo en algunos círculos de SAL, también puso de manifiesto la división interna de las filas del partido independiente.

La iniciativa del regidor contó en este encuentro con el respaldo de dos de sus cuatro ediles en la corporación local. En este ámbito están el concejal de Urbanismo, Daniel Fernández, y el edil de Turismo, Jesús Sueiro, que también es el presidente de SAL.

En contra de una posible coalición con el PP o de facilitar el regreso de Telmo Martín a la alcaldía se posicionó la concejala de Seguridad Ciudadana y Personal, Vanessa Rodríguez Búa. La opinión de esta edila liberal no es nueva. En campaña no se cansó de repetir una y otra vez que SAL no era otro PP camuflado, sino una formación política con identidad propia. Fue uno de los principales valedores para que SAL optase tras los comicios del 2015 por arrebatarle el bastón de mando al PP y apostar por el cuatripartito.

Contactos para un pacto

La asamblea discurrió en un fuerte ambiente de tensión, reproches y argumentos a favor y en contra con mucha participación. La postura mayoritaria se decantó a favor de la ruptura y salvo cambios de ultimísima hora esa es la expectativa de los acontecimientos de esta mañana.

Por su parte, los protagonistas de este conflicto eludieron ayer hacer declaraciones públicas. De hecho, al alcalde no se le vio aparecer por el Concello, mientras que los demás concejales de SAL, así como los del BNG y PSOE declinaron hacer valoraciones pendientes de la deriva de los acontecimientos de esta jornada.

En la misma situación de cautela y silencio, el portavoz municipal del PP, Telmo Martín, tampoco quiso emitir ningún juicio. Por último, otras fuentes del Partido Popular confirmaron la existencia de contactos con SAL, si bien no quisieron aclarar el estado de estas conversaciones.

24-5-2015

Elecciones

El resultado: PP (8), SAL (4), BNG (3), Sanxenxo Pode (1)

3-4-2016 

Minoría

Roberto Carlos Agís deja el gobierno cuatripartito

18-5-2017 

Segunda crisis

Trasciende la ruptura de SAL con BNG y PSOE

Votación
3 votos
Comentarios

El tripartito de Sanxenxo salta en pedazos