Paralizan las tareas en los castros que rescataron 70.000 piezas históricas

La Diputación ha tomado la decisión de congelar los próximos trabajos hasta que Fomento no ofrezca sus fechas de actuación


Pontevedra / La Voz

La Diputación de Pontevedra ha decidido paralizar las actuaciones de recuperación en 12 de los 18 castros incluidos en su proyecto conjunto con el Ministerio de Fomento.

El trabajo, que se ha venido llevando a cabo los últimos meses, se basa en tareas de excavación en seis de los castros, y labores de limpieza en otros doce por parte de la Diputación, quedando en manos de Fomento la continuación en las labores de musealización, consolidación, restauración, accesibilidad y señalización de los mismos. ¿El problema? El Gobierno Central no ha ofrecido, todavía, fechas para estas tareas continuadoras, lo que hace peligrar todo el trabajo realizado hasta ahora por el organismo provincial.

A día de hoy, el proyecto ha permitido encontrar, gracias a las excavaciones, casi 70.000 piezas de interés histórico y arqueológico, en los yacimientos de Santa Trega, en A Guarda, Castro Alobre, en Vilagarcía de Arousa; Mercado dos Mouros, en Valga; y A Lanzada, en Sanxenxo. Los técnicos encargados de los trabajos en los yacimientos restantes, Facho de Donón, en Cangas; y Porta do Arcos, en Rodeiro, recomiendan la paralización de los trabajos hasta que Fomento remita las fechas de sus actuaciones. En Sanxenxo, con 3.000 piezas descubiertas, proseguirán las actuaciones hasta finales de año.

Por otro lado, quedan pendientes también los trabajos de limpieza en Valga, Ribadumia, Oia, Ponteareas, Silleda, Cuntis, Cotobade, Campo Lameiro, Marín, Tui y As Neves. En Adro Vello, los trabajos se hicieron entre abril y mayo, hace ya más de cuatro meses.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, transmitió ayer públicamente su preocupación en torno a todo el proceso que se está viviendo, y su malestar con el ministerio en cuestión. Según la presidenta, la única explicación que ha recibido el ente provincial sería «que o secretario de Estado se nega a asinar a resolución do concurso argumentando, textualmente, que mentres o Goberno estea en funcións non vai mover un so papel». De cara a esta respuesta, Silva ha querido recordar que el Gobierno Central ha tomado decisiones de mayor envergadura, como la prórroga de Ence durante más de 60 años en la ría de Pontevedra, en la misma situación burocrática y política que la actual.

El ente provincial no entiende el retraso de las actuaciones, que ya estaban pactadas y convenidas. A este respecto, la Diputación también ha querido recordar que Fomento ya había adjudicado a una empresa el contrato para las mentadas actuaciones, por lo que reclaman una respuesta clara y concisa, además de una solución a la problemática.

Los técnicos señalan el gran peligro de deterioro que pueden sufrir los descubrimientos que ahora se encuentran al aire libre -en yacimientos como el de Santa Trega se han encontrado 40.000 piezas del total, 40 estructuras y 11 viviendas-, recordando la meteorología gallega y sus intensas y prolongadas lluvias, por lo que recomiendan no comenzar las actuaciones pertinentes, programadas para los próximos meses.

Silva afirmó que se ha remitido una carta al ministerio «amosando a nosa preocupación por que non se están a cumprir os compromisos adquiridos, xa que o noso obxectivo é o de poder cumprir con este protocolo de posta en valor da riqueza dos castros que temos nesta provincia».

Un plan que se remonta al 2013 y que por fin daba sus frutos

¿Qué hacía especial al proyecto de excavación de los castros de las Rías Baixas? Lo que lo hacía diferente era su carácter global. Muchas veces antes de habían acometido excavaciones en castros de la provincia, pero su concepción como conjunto hacía del proyecto de la Diputación de Pontevedra una experiencia interesante para los arqueólogos y ponía una piedra más en la asignatura pendiente de recuperar el patrimonio y poner en valor como recurso incluso turístico. Se trataba de limpiar los terrenos, mantener los castros en buen estado, y conjugar una musealización de los restos con el respeto en las actuaciones.

La inversión inicial, aprobada con el anterior gobierno del PP se limitaba a 2,5 millones. Se trata de una iniciativa impulsada por la Diputación de Pontevedra en colaboración con los municipios que tienen los castros en sus territorios. El principal esfuerzo inversor iba a ser de la mitad para la excavación de los restos, una sexta parte para su musealización y un porcentaje menor para trazar mapas digitales tridimensionales de todos los castros excavados.

Luego el proyecto cambió y se incorporó la partida del Ministerio de Fomento. Pero ahora sin los fondos comprometidos vuelven los quebraderos de cabeza que ya se dieron en el pasado, cuando, por ejemplo, hubo que consolidar las excavaciones antes de continuar con nuevas, debido a que su musealización no se acababa de acometer acompasada con el ritmo de las excavaciones. Ahora, antes de llegar nuevamente a esa situación, se suspenden las excavaciones y, con ellas, se pierde el carácter global que era uno de los principales valores del plan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paralizan las tareas en los castros que rescataron 70.000 piezas históricas