El Rey se instala en el municipio

El monarca emérito vuelve a la ría para la puesta de largo de una asociación de barcos históricos

;
Juan Carlos I visita Sanxenxo El rey emérito, que en los últimos tiempos se ha dejado ver en varias ocasiones por la localidad turística, participa en una regata por la ría de Pontevedra

sanxenxo / la voz

Juan Carlos I le ha cogido gusto a Sanxenxo. El monarca emérito volverá a dejarse ver hoy por la capital turística de las Rías Baixas, a la que tenía previsto llegar ayer a última hora de la noche. La visita coincide con la puesta de largo de una asociación de embarcaciones históricas a vela y que tienen todas una eslora superior a los seis metros. El rey, muy aficionado a la náutica, no quiere perderse esta oportunidad. Hay que recordar que el monarca emérito, animado por su amigo Pedro Campos, el presidente del Club Náutico de Sanxenxo, ya escogió el pasado otoño a esta villa para regresar al mar después de cinco años sin hacerlo. Y es que la ría de Pontevedra tiene unas características idóneas para este tipo de pruebas y una logística de primer nivel en un entorno natural que quita el hipo. Algo tiene Pontevedra que no se encuentra en otras, y si no, que se lo pregunten a otro ilustre veraneante, aunque en este caso lo haga al otro lado de esta ría, el ex responsable de la política exterior de la Unión Europea, Javier Solana, que lleva más de diez años pasando parte del verano en Cela (Bueu).

La flota que se da cita esta mañana en el puerto deportivo de Sanxenxo, que dicho sea de paso lleva el nombre del monarca, está compuesta por seis unidades construidas entre 1929 y 1946. Juan Carlos I será el patrón del Gallant, una embarcación diseñada por Arvid Laurin en 1947 en Suecia y que tiene a José Cusí como su armador. El paso del tiempo hizo mella en el buque que fue reconstruido en Canadá. En la actualidad, completamente remozado, forma parte de la simbólica flota histórica. En su palmarés, el Gallant cuenta con dos títulos destacados: un campeonato del mundo y otro de Europa. Actualmente sigue siendo uno de los barcos más rápidos del mundo en su clase.

El rey emérito viene a Sanxenxo a competir y a disfrutar también de un fin de semana de relativa tranquilidad, surcando las aguas pontevedresas y relajándose en la capital turística de la costa gallega. Pero no todo va a ser diversión. El monarca también se ha impuesto como tarea participar en la regata I Trofeo 6m Almirante Rodríguez Toubes. El Gallant compartirá el periplo entre Sanxenxo y la Escuela Naval de Marín, y regreso, con los siguientes históricos barcos: Acacia (1929), Ian (1929), Caprice (1946), Alí Babá II (1942) y Aída (1936).

Por su parte, desde la entidad organizadora explicaron que la intención de Juan Carlos I es regresar con frecuencia a Sanxenxo, localidad que ha convertido en su puerto base. Así que ya saben, este verano, la comarca tendrá un nuevo turista, que difícilmente pasará inadvertido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El Rey se instala en el municipio