Noalla levanta un plano topográfico moderno para defender A Lanzada

La planimetría actualizará la ficha que figura en el organismo provincial, que data de más de treinta años y que se ha quedado obsoleta


sanxenxo / la voz

Los comuneros de Noalla no solo están recabando documentos para defender la legitimidad de su reclamación sobre el monte de A Lanzada. También comenzarán en los próximos días la elaboración de un nuevo levantamiento topográfico, siguiendo las instrucciones del Xurado Provincial de Montes. La planimetría actualizará la ficha que figura en el organismo provincial, que data de más de treinta años y que se ha quedado obsoleta. El deslinde topográfico se hará sobre una extensión de 26 hectáreas, que es la totalidad de la pieza del monte en disputa, un área que se extiende desde Foxos y remata en el extremo del istmo, cerca de San Vicente, en una línea marcada por el Con da Gaivota y el Con da Pantoeira.

El presidente de los comuneros, Roberto Garrido, quiso recalcar que en juego no está solo el istmo, sino también toda la playa, incluida el párking del campo de fútbol, el área donde se hace la Festa da Ostra y el entorno de Foxos. Para los de Noalla, la pérdida de este monte sería una situación inasumible. Garrido indicó que el Xurado está obligado a reclasificar todo el monte como una unidad, y confía en que el organismo provincial mantenga el reconocimiento de los derechos de Noalla. «Os montes non se poden dividir», recalcó.

Entre los sanxenxinos no han sentado nada bien las afirmaciones del regidor meco, el popular Miguel Pérez, sobre que el monte de A Lanzada no tiene ningún aprovechamiento desde hace más de cincuenta años. «Imos demostrar que ese monte sí ten aproveitamento veciñal», sentenció.

El líder vecinal de Noalla resaltó que hay que diferenciar dos espacios incluidos en el mismo monte comunal de A Lanzada. Por un lado está el arenal propiamente dicho, con sus dunas y el dominio público marítimo terrestre de Costas. Garrido recuerda que los vecinos de A Revolta y Noalla hicieron uso de este espacio desde siempre, cogiendo juncos para las cuadras y arena para los gallineros. Con la Ley de Costas estas actividades cesaron y los comuneros señalan que lo asumen así. «Para saber iso non fai falla que nolo recorde o alcalde do Grove», incide.

Pero no ocurre igual con el resto del monte comunal de A Lanzada. A nadie se le escapa el intenso uso que tiene el entorno de la ermita, el recinto de fiestas como el de la Ostra y el campo de fútbol para actividades sociales y vecinales, así como algunas parcelas donde los vecinos recogen hierba para sus animales aún en la actualidad, o, por ejemplo, los trabajos de retirada de roza empujada en invierno hasta la carretera. «Imos demostrar con fotos e documentos como aínda hai aproveitamentos no monte da Lanzada».

Por su parte, la junta de montes de Noalla convocó para el domingo 15 de marzo una asamblea para exponer a los vecinos lo ocurrido en el último pleno de Sanxenxo. En esa cita se votó a favor, con la abstención del BNG, instar a la Xunta la revisión de las lindes municipales de Sanxenxo y O Grove. Garrido dice que se limitará a exponer hechos de una manera objetiva sobre los que se debatió y que cada vecino saque sus concluisones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Noalla levanta un plano topográfico moderno para defender A Lanzada