Los colegios del Umia se ponen a punto para el inicio del nuevo curso

Mejoras en el aislamiento y en el mobiliario son las obras más solicitadas


El inicio del nuevo curso escolar está a la vuelta de la esquina y los centros educativos apuran las últimas reparaciones para comenzar las clases con todas las instalaciones a punto. Los concellos de la comarca del Umia ultiman pequeñas reformas solicitadas por la dirección de los centros y las asociaciones de padres, que se centran en la limpieza, mejoras en el aislamiento y sustitución de mobiliario urbano; a la espera de recibir ayuda de otras instituciones para acometer obras de mayor calado como el pintado de fachadas, instalación de nuevos aseos o mejoras en las instalaciones deportivas.

Operarios municipales y de empresas privadas centran ya sus esfuerzos en solucionar las deficiencias de los colegios CPI Aurelio Marcelino Rey García, de Cuntis; CPI Domingo Fontán, de Portas; y CPI Santa Lucía, de Moraña.

En el municipio de Cuntis, la asociación de padres hizo llegar al Concello, a principios de julio, una lista con todas las necesidades del centro que el gobierno trabaja ya en solucionar. Desde hace días, los operarios tratan de arreglar las goteras de los techos de los patios cubiertos, además de sustituir las ventanas rotas y desatascar las arquetas y los canalones que conducen el agua de la lluvia. Los problemas eléctricos del aula de trabajo y de las salas de atención a los familiares también serán solucionados antes del inicio del curso.

El pintado de las porterías de fútbol sala del patio exterior, así como el asfaltado del recinto deportivo y el arreglo del arenal del patio infantil son viejas peticiones del Anpa que también quedarán resueltas este verano.

La imagen de la entrada principal de este centro educativo se verá mejorada con la instalación de una nueva cancilla de entrada y la colocación de nuevos colectores de basura de reciclaje. En el edificio viejo del colegio está previsto el arreglo de las puertas.

No obstante, existen otras demandas de mayor envergadura que no podrán realizarse de forma inmediata ya que necesitan la implicación de la Xunta. Es la mejora de las pistas polideportivas, la construcción de aseos accesibles, el pintado de la fachada del colegio y la mejora del parque infantil. Estas demandas están pendientes de que Patrimonio dé luz verde al proyecto presentado por el Concello y conceda una subvención que permita acometer la obra.

Por otra parte, en el colegio Santa Lucía de Moraña comenzaron ayer los trabajos para la reforma del pabellón polideportivo. Las filtraciones, goteras y mal estado de los vestuarios impedían hacer deporte con normalidad. Para acabar con las humedades se sustituirá la cubierta y las grietas del suelo se solucionarán con la colocación de un nuevo pavimento. Los vestuarios, que también estaban en mal estado, serán reformados. Asimismo, la seguridad en el acceso al centro se verá incrementada con la instalación de un videoportero y un nuevo portal.

La asociación de madres y padres del CPI Domingo Fontán de Portas, trasladará el próximo mes al gobierno local una vieja aspiración que nunca llegó a ser atendida por el ejecutivo anterior, la restauración de la cancha de tenis. Su mal estado impide la práctica de esta actividad. En principio, los padres no demandan más actuaciones aunque no descartan presentar alguna petición después del inicio del curso.

Comedor y patio

En Barro, el gobierno local tramita la ampliación del patio de recreo y del comedor del colegio Amor Ruibal. La adquisición de unos terrenos colindantes hará crecer el espacio para juegos de los alumnos. Mientras que el derribo de un tabique permitirá aumentar el aforo del comedor escolar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los colegios del Umia se ponen a punto para el inicio del nuevo curso