Centros de Pontevedra y O Salnés informan radiografías simples de huesos con inteligencia artificial

Cristina Barral Diéguez
Cristina Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Los centros del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés inician la implantación de la inteligencia artificial para informar radiografías simples de huesos
Los centros del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés inician la implantación de la inteligencia artificial para informar radiografías simples de huesos SERGAS

En la primera fase el algoritmo informático está validado para analizar la mayoría del sistema músculo-esquelético. En el CHOP se realizan cerca de 12.000 pruebas al mes

21 jun 2024 . Actualizado a las 17:59 h.

Centros del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés iniciaron este jueves la implantación, por fases, de un software informático basado en la inteligencia artificial que permitirá informar en minutos algunas radiografías óseas simples. Estudiarán la imagen ante la sospecha de fractura, luxación o derrame. Desde la dirección del área de salud apuntan que algunas de las ventajas de esta herramienta son fiabilidad, acierto elevado, garantía clínica y ahorro de tiempo. En esta primera fase el algoritmo está validado para actuar en el ámbito músculo esquelético, con excepción de las radiografías de columna dorsal y lumbar, que se incorporarán al programa en un plazo de cuatro o cinco semanas.

En una tercera fase, prevista para otoño, esta inteligencia artificial hará también diagnósticos en placas de tórax. En la actualidad los centros del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) realizan cerca de 12.000 radiografías al mes, mientras que en el Hospital do Salnés se hacen unas 4.500 pruebas mensuales. ¿Cómo funciona el software? En cuestión de minutos, el profesional puede visualizar en la pantalla del ordenador en consulta la imagen radiológica original, una copia con la patología resaltada en un recuadro, y un pequeño informe con el diagnóstico. El algoritmo informático, subraya el Sergas, está entrenado previamente en miles de imágenes con lesiones y lo que hace es buscar y comparar en esa ingente base de forma inmediata.

El proyecto tecnológico está coordinado por el servicio de radiodiagnóstico del área. La jefa de servicio, Dolores Durán, señala que esa herramienta de apoyo al diagnóstico «ten un valor preditivo negativo superior ao 99 %, o que quere dicir que descarta cun alto nivel de fiabilidade as probas negativas ante sospeita de fracturas, luxacións e derrames». En este sentido, detallan que aquellas pruebas radiológicas positivas, dudosas o no evaluables son estudiadas por los facultativos especialistas. El programa de inteligencia artificial, señala Durán, «complementa e axiliza o labor diagnóstico dos profesionais de Radiodiagnóstico, co valor engadido dunha dispoñibilidade permanente de continuidade asistencial e con total garantía de protección de datos». Otros profesionales como el jefe de urgencias del CHOP, Javier García Vega, o el coordinador de urgencias del Hospital do Salnés, Tato Vázquez Lima, destacaron la fiabilidad del programa y el salto cualitativo que supone esta tecnología para sus servicios. Uno de los ámbitos más beneficiados será el de atención primaria, ya que los médicos tendrán el resultado más rápido para poder descartar una lesión o tener un diagnóstico y poder tomar la decisión adecuada, como la derivación a otro especialista.