La afición del Pontevedra CF, «sufridora» pero con confianza en el ascenso

PONTEVEDRA CIUDAD

Ramón Leiro

El club granate instalará una carpa en la explanada trasera del pabellón municipal con música desde la una de la tarde

30 may 2024 . Actualizado a las 11:00 h.

El ritmo de venta de entradas para el partido de vuelta entre el Pontevedra CF y el Betis Deportivo no descansa. A última hora de ayer ya se habían superado las 3.500 después de un arreón importante tras ver que hay opciones de ascenso. «Somos unos sufridores, pero creo que pasaremos la eliminatoria con un 2-1», señala Kiko Alonso, uno de los portavoces de la peña Fondo Granate. Él vio como el pasado domingo en el Benito Villamarín esa bestia negra que se presuponía que era el filial bético se había quedado en nada frente a un Pontevedra que llega con opciones. «Estamos con los nervios de punta y aunque durante la temporada te enfadas mil veces, el sentimiento granate lo tienes dentro y siempre sale», apunta Jorge Jorge, de Unión Granate.

El Pontevedra se une a esa revolución que está comandando los aficionados e instalará el domingo una carpa en la explanada posterior del pabellón municipal. Desde la una de la tarde, esta Fan Zone estará abierta para amenizar las horas previas al partido. Contará con ambientación musical desde su apertura y hasta las cinco de la tarde, una hora antes del partido. Habrá a disposición de los aficionados unas barras para poder comer y beber «a precios razonables», según explican desde el club.

Desde el Pontevedra CF insiste en que está será una zona especial para que los aficionados que vayan a acudir a Pasarón disfruten de una manera distinta la previa. «El objetivo es corresponder a una afición que nunca se rinde y que representa el mayor valor que tiene el club», señalan desde el Pontevedra CF, que agradecen al Concello haber cedido el espacio para llevar a cabo la iniciativa.

Desde el club esperan que se bata un nuevo récord de asistencia para llevar en volandas al equipo. Quieren dejar atrás los cerca de ocho mil espectadores que asistieron al derbi contra el Ourense CF. En el partido de vuelta contra el Deportivo Aragón, la taquilla se quedó muy cerca de los 6.800 entradas. Así que el reto está en superar esa cifra. «Habría que conseguir que Pasarón fuese una olla a presión, tenemos que volver a acostumbrarnos a esos años buenos en los que se empujaba», pide Jorge Jorge, que también forma parte de Siareiros Garantes. En su mente, como en la de la mayoría de los aficionados, está estos días el ascenso a Segunda División del 2004. Han pasado 20 años desde esa gesta que marcó el 17 de junio como una fecha fetiche en el Pontevedra. «Hay que salir del pozo en el que estamos porque no nos corresponde», recalcan desde Unión Granate.

Las entradas están a al venta en las oficinas del club y el domingo en la taquilla desde las cuatro de la tarde.

Mario Gómez: «Es la última bala que nos queda, no hay margen de error contra el Betis»

 

 

La plantilla del Pontevedra volvió ayer al trabajo después de dos días de descanso. Tocaba reponerse del viaje hasta Sevilla y de un partido intenso que acabó el domingo a las nueve de la noche. Lo primero ha sido aprender de los errores. Visionaron un vídeo para corregir esos puntos débiles que lastraron a los granates en el primer tiempo. Pero esa revisión solo ha valido para coger impulso. «Llegamos con las ideas bastante claras de lo que tenemos que hacer. Es la última bala que nos queda. No hay más margen de error. En casa nos sentimos cómodos y vamos a sacar la mejor versión de cada uno», señala Mario Gómez, que apuesta por intentar repetir la misma idea de juego que contra el Aragón: encerrarlos en su área para generar ocasiones e intentar enganchar a la afición.

Las colas en las oficinas de Pasarón están muy presentes en el vestuario granate, que a medida que se acerca el día va ganando en responsabilidad. «Y más cuando la gente de la oficina nos dice que es posible que se cuelgue el cartel de que no hay entradas», apunta Gómez, que espera que Pasarón esté lleno.

Seguir fiel al plan de partido

El equipo tiene muy claro el plan de partido. Ya lo tenía ante el Deportivo Aragón y no lo abandonó pese a tener que ir a contracorriente. Al final tuvo su recompensa. «La sensación cuando llegamos al vestuario es que no queríamos que se acabase el partido porque estábamos presionando ahí arriba. Creábamos ocasiones y corregimos algunas cosas que no estaban bien. Ahí sí encontramos los caminos», recalca Mario Gómez, que pese a la trayectoria del Betis cree que pueden competirle para llevarse el ascenso. «Se verá un partido a muerte, a pecho descubierto».

El filial bético llegará a Pontevedra CF con una baja importante como la de Mawuli, que se lesionó en el partido de ida y dejará cojo su esquema de juego.