El Pontevedra se despide del ascenso directo

álvaro pérez PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Dura derrota de los granates ante el rival directo ourensano en Pasarón

22 abr 2024 . Actualizado a las 17:39 h.

Dura derrota del Pontevedra en casa delante del Ourense (0-2), la cual les hace prácticamente despedirse de un ascenso directo que los ourensanos tienen en la mano. Los granates tenían todo de cara con las más de 7.500 personas de Pasarón, pero el esfuerzo defensivo y efectividad de los de Rubén Domínguez hicieron que los puntos no se quedaran en casa.

Ambos equipos salieron a tantearse, y con el respeto digno de un duelo de tal importancia, pero enseguida el Pontevedra se hizo con control del balón y empezó a tener un mayor control del partido. Charly tuvo la primera del encuentro en sus botas, pero no acertó a rematar con su pierna menos buena un gran envío de Chiqui desde la banda. El balón parecía que iba a pertenecer al Pontevedra, pero poco a poco el Ourense fue igualando las fuerzas, llegando también a pisar el área de Edu Sousa.

El peligro granate asomó toda la primera parte por la banda izquierda, con Chiqui como principal protagonista como lanza ofensiva, y más después de que Andrada se viese con amarilla ya en los primeros minutos de partido. El extremo volvió a incomodar la portería visitante con una internada junto a Álex González y tras un gran robo en campo contrario de Yelko Pino, pero ninguna de las dos oportunidades terminó de materializarse.

Dalisson intentó sorprender a Marqueta desde lejos en un nuevo acercamiento granate, y el propio brasileño sirvió una pelota dentro del área para Charly, que de nuevo estuvo ‘fallón' en el remate. En los primeros 45 minutos se vio lo que se esperaba, un ajustado duelo sin ocasiones claras en el que vimos un choque equilibrado de fuerzas entre los dos mejores equipos de la categoría.

A la vuelta de la segunda parte tuvimos otra gran ocasión granate, con los mismos protagonistas en la acción, Chiqui y Álex González, que terminó con un remate del capitán pontevedrés que se fue ligeramente alto. Los granates se veían cada minuto que pasaba más cómodos en el partido, marcando el ritmo y hundiendo poco a poco al Ourense dentro de su área. Aunque el Pontevedra manejaba los tiempos, los ourensanos no sufrían en exceso en posiciones defensivas, y tampoco concedían ocasiones muy claras.

La entrada de Rufo por Bastos volvió a meter el miedo en el cuerpo a los de Rubén Domínguez, con una arrancada desde campo propio en la que parecía que se quedaba en uno contra uno frente al portero, pero el defensa desbarató la ocasión en última instancia. En la jugada siguiente, el Ourense gozó de la ocasión más clara del encuentro, con un ‘barullo' dentro del área que hizo que le cayera la pelota a Ballardo al borde del área pequeña, pero su disparo fue bloqueado.

El partido cogía ritmo de cara a la recta final, y Álex González obligó a lucirse a Marqueta con un buen disparo desde fuera del área. Di Renzo volvió a avisar en la portería granate con un mano a mano que aguantó bien Edu, hasta que, en las dos acciones siguientes, el Ourense mató el partido. El primer tanto llegó a la salida de un córner, que Miguel Prado apareció para rematar en el segundo palo, mientras que Ballardo clavaba el balón en la escuadra desde la frontal tan solo minutos más tarde.

Estos dos tantos sentaron como un jarro de agua fría en los de Yago Iglesias, que veían como se les escapaba el ascenso ante su gente. Los granates lo intentaron, pero no llegaron a perforar la portería visitante. Todavía quedan dos jornadas, pero el Pontevedra ya no depende de sí mismo para lograr el ascenso directo, que, a falta de dos fechas, apunta al Ourense.