Al Pontevedra se le escapa la victoria en el tiempo de prolongación (2-2)

La Voz SANTANDER / ÁREA 11

PONTEVEDRA CIUDAD

Agencia LOF

El Rayo Cantabria marcó el tanto del empate en el minuto 95

17 mar 2024 . Actualizado a las 21:21 h.

Al Pontevedra se le escapó el triunfo en el ultimo suspiro tras haberse adelantado hasta en dos ocasiones en el marcador, con los goles de Charly y Dalisson de penalti. Álvaro Santamaría en el minuto 95, rescató un punto para el conjunto local. Con este empate el Pontevedra se mantiene líder, ahora empatado con el Ourense, pero no ha aprovechado el mal momento por el que atraviesa el filial racinguista, que mejoró su juego pero acumula ya seis jornadas consecutivas sin ganar.

Tras un inicio equilibrado, el Pontevedra se adelantó en su primera llegada con peligro, en una gran asistencia de Yelko que dejó mano a mano a Charly ante Germán, al que batió por bajo.

El gol dio alas a los pupilos de Yago Iglesias, que empezaron a controlar el encuentro a su antojo durante el siguiente cuarto de hora, ante un Rayo Cantabria desnortado, que era incapaz de superar la tela de araña pontevedresa en el centro del campo. En el minuto 18, Dalisson lo intentó con un lanzamiento desde la frontal del área que desvió Germán despejando de puños. A los 23 minutos, en la primera ocasión de peligro del conjunto santanderino, Campo se encontró mano a mano ante Edu, que desvió milagrosamente con el pie el lanzamiento del centrocampista rayista. Chiqui tuvo el 0-2 en sus botas en el 41, con un lanzamiento desde el balcón del área que se perdió rozando el palo izquierdo del portal de Germán. En el minuto 43, Neco Celorio botó el saque de esquina, que tras peinar de cabeza Carrascal en el primer palo, el balón le llegó a Álvaro Santamaría en el corazón del área, que de cabeza consiguió superar la estirada de Edu. En tiempo añadido, Yelko boto un saque de esquina que le llegó a Carlos en área pequeña, que de espaldas y tras revolverse con rapidez, vio como un defensor saco su lanzamiento sobre la misma línea. Con unas buenas prestaciones del Pontevedra finalizó la primera parte pero sin irse con ventaja en el marcador por culpa del gol de Santamaría en las postrimerías del primer acto.

En el intermedio, Yago Iglesias realizó una sustitución, dando entrada a Toño Calvo, en detrimento del amonestado Samu Mayo. El segundo tiempo continuó con las mismas directrices con la que terminó el primero, es decir, igualdad absoluta, pero sin llegadas claras a ambas áreas hasta el cuarto de hora final. En el 75, una acción entre Marco y Toño Calvo dentro del área, en la que en principio el colegiado no había señalado nada, a instancia de su juez de línea, señaló penalti. Dalisson, que estaba teniendo una actuación bastante discreta, se encargó de transformarlo con un lanzamiento a la derecha con el engañó a Germán, para situar el 1-2. Edu Sousa, estuvo inmenso con dos grandes intervenciones a lanzamientos de Neco Celorio desde la frontal del área de Neco Celorio y Jeremy falló un remate a bocajarro, tras internada de Corral por banda izquierda.

El meta, sin embargo no pudo evitar el gol del empate en tiempo añadido, cuando un centro de Neco Celorio, lo remató Álvaro Santamaría metiendo la punta de la bota. El empate se puede considerar justo (incluso lo reconoció Yago Iglesias en rueda de prensa) porque el Rayo Cantabria presionó y empujó mucho en los últimos minutos y no permitió que el Pontevedra pudiera imponer su fútbol de control y posesión del balón. Los granates fueron retrocediendo metros en el último cuarto de hora ante un rival que tuvo dos clarísimas ocasiones antes del gol del empate. Ahora toca hacer bueno el punto logrando la victoria la semana que viene en Pasarón.

Rayo Cantabria: Germán; Jorrín (Mateo Gandarillas, min 87), Carrascal (Obeng, min 83), Bustillo, Gomeza; Diego Campo (Quicala Bari, min 55), Adrián Corral (Entrecanales, min 83), Dani González, Neco Celorio; Santamaría, y Jorge Delgado (Jeremy, min 46).

Pontevedra: Edu Sousa; Borja Domínguez, Garay, Mario Gómez, Álex González (Libasse, min 91); Samu Mayo (Toño Calvo, min 46); Ángel Bastos, Dalisson (Hermelo, min 83), Yelko Pino (Rufo, min 83), Chiqui (Zabaleta, min 70) y Charly.

GOLES: 0-1, min 10: Charly. 1-1, min 43: Santamaría. 1-2, min 78: Dalisson, de penalti. 2-2, min 95: Santamaría.

ÁRBITRO: Rezola Etxeberria (colegio vasco). Tarjetas amarillas a los locales Adrián Corral, Diego Campo, Dani González y Carrascal y a los visitantes Samu Mayo, Ángel Bastos, Borja Domínguez, Garay y Edu Sousa.

Yago Iglesias: «Nos sabe mal por la última jugada, pero hay que ver el punto como algo positivo»

Había advertido Yago Iglesias en la previa del encuentro de las dificultades que se iba a encontrar su equipo en el duelo contra el Rayo Cantabria y los hechos le dieron la razón, tal y como subrayó el técnico del Pontevedra al concluir el encuentro. Un encuentro del que se le escapó la victoria al conjunto granate en el último suspiro, pero considera el preparador que el resultados es justo visto lo sucedido en el campo. «Nos sabe mal porque fue en la última jugada, pero hay que ser justos y objetivos y reconocer que antes del gol ya habían tenido un par de ocasiones para empatar», recordó.

El entrenador del Pontevedra da mucho valor al empate que se llevan de las tierras cántabras. «Hay que ver el punto como algo positivo», dijo, y subrayó que de los dos rivales con los que se está jugando el primer puesto, el Ourense empató en su visita al Rayo Cantabria y el Zamora todavía tiene que visitar a los cántabros.

Iglesias reconoce que quizás a su equipo le faltó una mayor rapidez en la circulación en la primera mitad, pero apuntó al terreno de juego como una de las causas. «En la primera jugada que hilamos nos pusimos por delante. Teníamos el control del juego, pero nos empataron. En la segunda parte estuvimos mejor», dice el técnico granate, que analizó también lo sucedido en el tramo final del partido, después de que el Pontevedra se pusiera por delante de nuevo. «Ellos tenían cinco jugadores en la última línea, muy físicos y nos obligaron a acabar con una defensa de cinco», explica Iglesias, que asegura que fue el empuje del Rayo Cantabria el que obligó a su equipo a replegarse. «Seguimos dependiendo de nosotros mismos. Ahora hay que pensar ya en el siguiente partido», concluyó el técnico.