El año del Pontevedra CF, con el ascenso a Primera Federación a tiro de piedra

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Martina Miser

Los granates son líderes tras la derrota del cuadro de Rubén Domínguez frente a la Gimnástica Torrelavega

11 mar 2024 . Actualizado a las 15:49 h.

El Pontevedra CF ha dado un paso de gigante al ganar al Avilés Industrial, un paso que supone ponerse líder por delante de sus rivales directos en la recta final del campeonato. Tiene 55 puntos y está a dos del Ourense CF, con 53, y a cinco del Zamora, con 50, segundo y tercer clasificado, respectivamente. El Guijuelo, en cuarta posición, ya está a años luz, una distancia que se traduce en 15 puntos. Esa es la brecha que separa a los granates de la cuarta posición de la tabla. Así que pelear por el ascenso, sea o no directo, está casi asegurado. Es una batalla que solo librarán tres equipos.

Hace unas semanas, Yago Iglesias advertía de que la derrota con el Zamora, aunque importante, todavía no era tan grave. En ese momento, había en juego 30 puntos y diez jornadas por delante. Pero ahora sí que los puntos y las posiciones empiezan a tener un valor muy distinto. Cada victoria es más que tres puntos. Hasta esta jornada, el Pontevedra iba a remolque, pero la última victoria contra el Avilés le ha devuelto una posición que ya ostentó en distintas etapas del campeonato sin la trascendencia que tenía a mediados de marzo.

Ahora ya no puede o no debe fallar. Depende solo de sí mismo para asegurarse la plaza que da el billete directo a Primera Federación. Por delante, tiene un calendario tan asequible como el del Ourense CF. El próximo domingo visitará al Rayo Cantabria, en quinta posición, y la siguiente semana recibirá en casa al Marino Luanco. Después vendrán la Arandina, el Covadonga, el Compos y el partido más importante de la recta final del campeonato. El 21 de abril recibirá al Ourense CF. Y ahí puede estar la liga. El Pontevedra CF necesita llegar a ese partido con una diferencia más amplia en la tabla para que no sean 90 minutos a vida o muerte. Tras la visita del cuadro de As Burgas, los granate tendrán solo dos partidos más por delante. Primero, ante el Fabril y cerrará la temporada en casa contra el Racing Villalbés el 5 de mayo.

Desde el club granate, por el momento, no tienen prevista ninguna acción para que los cuatro partidos que quedan en casa sean una fiesta. Si bien han ido incrementando el número de aficionados en las gradas hasta llegar a los 2.896 en el encuentro contra el Compostela, todavía pueden multiplicar esa cifra y que el factor campo sea determinante.

Al margen de lo que ocurre en la grada, el Pontevedra arrancó el curso con el objetivo del ascenso más que marcado. Incorporó a Yago Iglesias para dirigir a un equipo en el que renovó muchas caras. Algunas de ellas tan efectivas como la de Charly, el exdelantero del Zamora, que con Rufo son los dos más máximos goleadores del grupo 1, con nueve y 16 goles, respectivamente.

Pero, ¿cómo está el Ourense?

El equipo de Rubén Domínguez llega fuerte al final de liga, pese a la derrota del fin de semana en Gimnástica Torrelavega, un rival muy físico que no suele dársele bien. Tras un inicio de liga imparable, el club echó el resto en el mercado de invierno y se reforzó con el ariete argentino Gonzalo Di Renzo, que ya suma cuatro tantos desde que llegó. Su acierto de cara a gol y su solidez en defensa lo convierten, junto al Pontevedra, en uno de los equipos más fuertes de la categoría. Los granates, por su parte, recuperaron para esta recta final a Gueye e incorporaron en Navidad al joven Azael García, mientras el Zamora, el tercer equipo en la batalla por el título, se reforzó en invierno con el atacante Álex Cañizo, el pivote Delmonte y Diego Aguirre.

Son los tres equipos menos goleados de la categoría. El Pontevedra CF volvió este fin de semana a dejar la portería a cero después más de un mes encajando. Suma 21 tantos en contra, frente a los 15 del Ourense CF y el Zamora, récord del grupo 1 de Segunda.