El Pontevedra se embarra ante un Zamora resolutivo (1-3)

PONTEVEDRA CIUDAD

Dalisson se resiente en una entrada del Zamora
Dalisson se resiente en una entrada del Zamora CAPOTILLO

El equipo granate puso las ocasiones, pero los castellanos fueron efectivos en sus escasas llegadas a puerta

25 feb 2024 . Actualizado a las 22:37 h.

La tarde arrancó ya con el pie cambiado en Pasarón. Las fuertes lluvias del fin de semana obligaron a retrasar media hora el partido para que el personal del club y algunos de los consejeros se enfundasen las botas de agua para achicar las bandas y poder disputar un partido que para Yago Iglesias no era «decisivo», pero sí importante. El cielo dio una tregua y a las cinco y media comenzó a rodar el balón con Rufo ya en la titularidad y la defensa muy pendiente de él.

Ambos equipos peleaban por la pelota, pero el ritmo lo marcaba el Pontevedra CF, que jugó en campo contrario desde el primer minuto. Churre sería el primero en asustar con un disparo que llegó sin peligro a las manos de Fermín. El Zamora no encontraba huecos para generar las mismas oportunidades que llegaban de las filas granates. Pero pese a esa insistencia no supo sacar la misma rentabilidad que el conjunto de David Movilla. Un remate de cabeza de Cañizo confirmó el oportunismo del visitante. Menos ocasiones, pero máxima rentabilidad. La tuvo Rufo tras un centro de Dalisson, que se le escapó dentro del área y al descanso.

A la vuelta de vestuario, cuando el partido todavía estaba abierto para ambos, el Zamora amplió la renta con un golazo de Mancebo después de un error ofensivo, primero de Churre y más tarde de Álex González. Con el 0-2, lo que quedaba era jugar a la desesperada. En el descanso cambió a Toño por Chiqui y metió a Dalisson por el medio para intentar generar más ocasiones.

Apenas unos minutos después, Yago Iglesias volvió a reorganizar el ataque para meterse en el partido, mientras Movilla hizo lo contario para conservar la victoria. Álex González dejó la posición de lateral para empezar a jugar un poco más arriba y Gueye dio relevo a Garay para desequilibrar por la banda. Pero tuvo que ser la entrada de Charly por Dalisson la que marcaría el punto de inflexión de la tarde con una chilena que devolvía la esperanza al Pontevedra. Quedaban todavía diez minutos para salvar un punto y no perder el liderato, que a esa hora estaba en manos del rival. Yelko pedía apoyo a la grada y de nuevo Charly mandaba un balón raso al segundo palo. Tuvo el empate en esa jugada, pero fue la última acción de peligro. Los minutos corrían al mismo ritmo que el ímpetu granate se desinflaba, pese a jugarse todo en campo contario.

Seis minutos de añadido solo bastaron para que el Zamora sentenciase el partido después de que Churre fallase en un mano a mano con Fermín la más clara de la tarde. El tercer gol de Víctor López fue casi la única jugada en el área del Pontevedra CF en toda la segunda parte. Edu Sousa paró el primero, pero estaba solo ante el rechace que supo aprovechar el visitante. El banquillo saltó al césped para celebrarlo y los granates sufrían la mayor derrota de la temporada y la segunda en Pasarón.

Ahora sí, la lluvia y los goles anegaron al Pontevedra.

Yago Iglesias: «No hemos tenido al eficacia de otros días»

Yago Iglesias repitió al término del encuentro lo mismo que había advertido en la previa. «Los tres primeros clasificados somos muy buenos equipos y nos duele perder porque queríamos seguir puntuando de tres en casa. Esto hace que los 30 puntos que quedan le den más salsa la final de liga», señaló el técnico granate tras cosechar su segunda derrota en casa ante uno de los equipos que están en la batalla por el primer puesto. «Al final sabíamos el nivel que iba a tener este partido. Ya empieza de forma convulsa por el tema del campo. No es algo que tenga influencia directa en el partido, pero sí que en la previa puede desestabilizar un poco», apunta Iglesias.

Estaba fastidiado por el resultado, pero no se le vía preocupado. Analizó la derrota sabiendo que tarde o temprano tendría que llegar. «Cuando empieza el partido tenemos tres ocasiones claras, pero no hemos tenido la eficacia de otros días y el Zamora ha tenido la de siempre. Lo buscamos de todas las formas posibles, pero el nivel del rival es el que es», explica un entrenador tras dar ánimos a la plantilla.

El gol en el minuto 40, a solo cinco para el descanso llegó «sin haber pasado nada hasta ese momento». El que encajaron en la reanudación asegura que les «cayó como un jarro de agua fría». «Creo que el equipo entró bien y tuvimos varias opciones, hemos generado y seguramente en otro partido hubiésemos metido tres o cuatro», reconoce Yago Iglesias sobre un tipo de encuentro al que no están acostumbrados: «El vestuario está fastidiado, no le dimos más importancia que al resto de partidos, pero sabíamos que haber ganado hoy nos hubiese dado un punch hacia adelante. Lo más lógico y justo hubiese sido el empate». Eso sí, insiste en que todavía hay diez jornadas por delante. «No estamos acostumbrados a perder, pero tenemos que aprender», asegura el técnico granate.

David Movilla: «Sabíamos que con un gol no nos valía contra el Pontevedra»

El entrenador del Zamora reconocía al empezar la rueda de prensa tras la partido que este domingo sabía que no podían perder. «Lo primero que tengo que hacer es felicitar a los chicos. Cuando les vi a los ojos esta mañana en el hotel, sabía que era imposible que no ganásemos», explica David Movilla, que apenas vio fisuras en el partido de los suyos. Comparó este encuentro con el de la ida, cuando los granates se impusieron 4-0: «Les hemos presionado igual, pero en Zamora, cuando se ponen por delante, te matan. La expectativa del gol no fue acorde al resultado en ese primer partido».

En el análisis del encuentro, Movilla reconoce que su equipo ha tenido durante mucho tiempo la posesión del balón y que tan solo le costó veinte minutos empezar a encontrar espacios. «El partido empezó a girar y estábamos más cómodos», destacó el míster, que no vio el partido salvado hasta el último gol: «Con uno no nos iba a valer, sabía que necesitábamos dos. El Pontevedra es el más goleador de los cinco grupos y los he visto hacerlos de todos los colores. Hoy hemos defendido muy bien el área y solo estábamos tranquilos con el 1-3».

Muy serio durante toda su intervención, quiso dedicarle la victoria al presidente, implicado en el caso Koldo: «Los chicos han tenido la capacidad de hacérselo menos duro a una persona que en estos momentos está pasando un mal momento».