Ocasiones sin premio para el Pontevedra CF contra el Rayo Cantabria (0-0)

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Dalisson golpea el terreno de juego tras una acción fallida
Dalisson golpea el terreno de juego tras una acción fallida Capotillo

La entrada de Jeremy en el filial del Racing de Santander cambió el ritmo del partido tras el descanso

05 nov 2023 . Actualizado a las 20:40 h.

El Pontevedra CF lo intentó con decenas de aproximaciones, pero le faltó finalización ante un rival joven, que traía el plan de partido muy estudiado. Sabía en qué momento había que hacer daño, aunque tampoco obtuvo resultado. Yago Iglesias supo leer las debilidades, especialmente en la segunda parte para frenar el empuje que generó la entrada de Jeremy, un jugador diferencial en el filial racinguista.

Al Pontevedra le costó hacerse un hueco entre la defensa del Rayo Cantabria, pese a jugar toda la primera parte en campo contrario. Quizás fue el rival más duro que pasó por Pasarón desde el inicio de liga y aún así, los granates no lograron finalizar ninguna de las jugadas de peligro. Rufo fue le primero en acercarse a la portería de Álvaro Jiménez, pero un fuera de juego anuló el único balón que logró colarse al fondo de las mallas en toda la tarde. Desde esa jugada, cuando todavía no se había llegado al minuto diez de juego, hasta que enfilaron el túnel de vestuarios el dominio sin efectividad del Pontevedra se repitió con más de una docena de llegadas. Algunos de ellas levantaron a los aficionados de las gradas, pero una defensa muy cerrada del filial racinguista no permitía resolver.

Dalisson fue el protagonista de unos minutos en los que todos los balones que llegaban a meta lo hacían después de haber pasado por sus pies en un encuentro en el que Yelko Pino no pudo prestar el apoyo que demandaban en punta. No encontraba espacios por dentro y no pudo demostrar el potencial al que tiene acostumbrado al equipo. De hecho salió del césped muy cabreado sin querer saludar a nadie al acabar el encuentro.

Capotillo

El Rayo Cantabria estaba muy metido atrás y no abandonaba su posición en la línea defensiva. Ese condicionante, unido a la falta de acierto, marcaron la primera parte en Pasarón. En los primeros 45 minutos el equipo cántabro solo llegó con peligro en una ocasión, pero una mano salvadora de Edu evitó el gol. Acabó tendido en el suelo y obligó a entrar a los servicios médicos antes de que en la siguiente jugada, Dalisson cediese el balón a Ángel Bastos para disparar por encima del larguero una ocasión cantada. El Pontevedra exprimió los tres minutos de añadido y a punto estuvo de cambiar el sino del partido con un pase de nuevo de Dalisson a Chiqui, que se quedó solo en la frontal del área para enviarla rasa por fuera.

A la vuelta de vestuarios, el Rayo Cantabria imprimió más velocidad sin mover sus posiciones, lo que hacía casi imposible cogerlos en un desliz. No generaban, pero tampoco dejaban hacerlo al Pontevedra CF. Ambos necesitaban ganar, el filial racinguista para acercarse a los granates y los locales, para asaltar la primera posición.

Cambios determinantes

Los primeros cambios de Ezequiel Antonio Loza confirmaron el viraje del partido al sacar a Jeremy Alberto e Izán Yurrieta. El Rayo reforzaba el ataque para llegar frescos a los últimos minutos, mientras Yago Iglesias sentó a Chiqui y Bastos por Charly y Jaichenco.

Y el partido cambió para favorecer a los visitantes, que en dos contras prácticamente seguidas, obligaron a intervenir a Edu. En el primero pillaron desprevenido al conjunto granate, con Jeremy y Yurrieta protagonizando una carrera que se salvó en uno contra uno con el portero del Pontevedra. Quizás Alberto pecó de solidario al entregar el balón a Izán, que tal y como explicó el técnico en rueda de prensa, hubiese sido gol. La grada respiró tranquila, pero el peligro de los recién incorporados era claro. De nuevo Jeremy se quedaba solo ante Edu y con la presión de Churre a la espalda, que contribuyó a desviar el balón.

Si el Pontevedra CF se hizo con el partido durante el primer tiempo y buena parte del segundo, los cambios en el Rayo Cantabria equilibraron la contienda y abrieron vías de escape para ambos equipos. Charly, Dalisson y Rufo encadenaron ocasiones en los últimos minutos bajo la fuerte lluvia con la que se despidió el partido en Pasarón. El delantero madrileño hizo saltar a Álvaro Jiménez para despejar el último balón de un partido en el que el Pontevedra fue mejor, pero no supo ganar.