Pontevedra, en el top veinte de provincias españolas donde sobrevivir a un apocalipsis zombi

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

MARCOS MÍGUEZ

El estudio de Rentalo sitúa a la provincia como segunda en el índice de vulnerabilidad y tercera en movilidad

19 oct 2023 . Actualizado a las 11:26 h.

«¿Qué pasaría si el mundo se viera invadido por una nueva epidemia que convirtiera a la gente en zombis? ¿Y si estallara una nueva guerra, una guerra entre vivos y muertos? ¿Y dónde, en España, habría más probabilidades de sobrevivir?». Estas preguntas fueron las que se hicieron los responsables del portal inmobiliario Rentalo para analizar las consecuencias de un apocalipsis zombi y establecer aquellas provincias o regiones españolas donde sería más fácil sobrevivir.

De este modo, las cuatro provincias gallegas aparecen entre las veinte más seguras frente a una epidemia de muertos vivientes. En el caso de Pontevedra, está aparece situada en el puesto dieciocho de este, cuanto menos, curioso ránking. Dos escalafones por debajo se ubica A Coruña, mientras que Lugo y Ourense serían bastante más seguras ya que se sitúan en los puestos diez y quince, respectivamente.

Los indicadores

Pero, ¿qué indicadores emplearon en Rentalo para llegar a tal conclusión? Según exponen se analizaron cinco variables. Por un lado, la vulnerabilidad, que vino de la mano de «la enorme densidad de población, la afluencia de turistas, el porcentaje de enfermedades crónicas entre la población, e incluso el índice de riesgo de catástrofes»; por otro, los escondites. Y es que en este portal inmobiliario tienen claro que «es importante encontrar el mejor lugar, el más protegido o el más remoto para mantenerte a salvo y cultivar tus patatas. Este índice muestra cuántos escondites disponibles hay en la región».

MARCOS MÍGUEZ

Otro aspecto que tuvieron en cuenta fueron los suministros, «comida, combustible, herramientas, armas, ropa, medicinas, y puede que hasta peces de compañía», así como la movilidad para que los ajenos a la infección puedan desplazarse «en busca de supervivientes, de provisiones o de un destino mejor». Y, ya por último, la seguridad: «Hablamos de armas y herramientas de autodefensa. Miramos quién tiene más armas, más tiendas especializadas y más bases militares. Así sabremos quién tiene más probabilidades de tener una buena barbacoa zombi».

En el caso de Pontevedra, sería la segunda provincia de España con mejores resultados en cuento a vulnerabilidad, solo superada por Navarra, y la tercera en movilidad. Tendría por encima a Granada y Cuenca. Por el contrario, retrocedería hasta el dieciocho en el caso de los escondites, el 23 en el supuesto de la seguridad y hasta el 46, el quinto por la cola, en el caso de los suministros

Teruel, la más segura

La interacción de estas variables puso de manifiestos que Teruel sería la provincia «con mayor resistencia» a los muertos vivientes: «El índice de vulnerabilidad relativamente bajo no cambia el hecho de que la provincia tenga una puntuación bastante alta en seguridad general (1ª), escondites (4ª) y suministros (5ª). Por tanto, en caso de amenaza zombi, en Teruel estarás bien escondido, protegido y equipado con todo lo que necesites».

De igual modo, Vizcaya «es el lugar más inseguro para sobrevivir a un apocalipsis zombi, ocupando el puesto 46 en la categoría de escondites, y el último lugar (50) en otras dos categorías -movilidad y seguridad. Por eso, y aunque Vizcaya pueda parecer un lugar seguro y agradable en tiempos de paz, ¡no sería muy favorable permanecer en esta región en caso de un apocalipsis zombi!». También sería conveniente olvidarse de buscar refugio en las Islas Baleares, ya que ocupan el puesto 46 en las categorías de vulnerabilidad y seguridad, y el 49 en la de movilidad. Es por ello que, «en contrariedad a las creencias de que vivir en una isla sería una opción fantástica durante un hipotético apocalipsis zombi, una análisis exhaustivo de la situación nos aclara que una isla puede transformarse rápidamente en una prisión sin opciones viables de escape».

¿Y qué pasa con Madrid y Barcelona? Lo mejor sería olvidarse también de ambas en caso de querer evitar el mordisco de un infectado. Y es que «se trata de las mayores ciudades de España, con poblaciones superiores a los 5 millones de habitantes. Entonces, en zonas densamente pobladas como estas, un virus zombi se propagaría rápidamente».