Toni Otero alaba la «actitud» del equipo y Raúl González cree que el Pontevedra CF debe estar más arriba

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

El entrenador Real Madrid Castilla temió caer en Pasarón tras una segunda parte de resurrección granate

29 ene 2023 . Actualizado a las 22:55 h.

Toni Otero llegó a la rueda de prensa posterior al partido con la satisfacción de quien hubiese ganado. El punto salvado por Charles en el último minuto fue la recompensa a una segunda parte que mejoró la primera y en la que se vio esa palabra que tanto repite el míster desde que llegó: actitud. «El partido me deja una sensación muy buena de que este es el camino. Creo que nos han tirado una vez a gol y nosotros hemos tenido ocasiones y juego. Sacamos un punto. El equipo ve que cambiando de actitud y con compromiso, los resultados llegarán», dijo tras empatar con el Real Madrid Castilla en su primer partido como técnico en Pasarón.

Si el viernes decía que en cinco días no se podía hacer cambiar al equipo, la lectura de este domingo era otra. «De la última semana a ahora cambió la actitud y el tiempo para trabajar. A Cádiz llegamos solo con dos entrenamientos y ahora el equipo va teniendo lo que le vamos pidiendo. El Castilla tuvo un dominio ficticio y sin profundidad en la primera parte con solo una ocasión», explicó el míster, que entre ese arranque flojo y desesperado de los granates al dominio de la segunda parte, asegura que solo «adelantamos las líneas y corregimos errores. Con esa actitud y esta forma de hacer, conseguiremos el objetivo».

Es más, Toni Otero considera que la victoria hubiese sido el resultado más justo. Su idea es que el próximo mes se salga de la zona de peligro. «Ellos son los que tienen que sacar el equipo adelante. Han dado un paso al frente y creo que el equipo mereció más», explicó. En estos primeros días como técnico del Pontevedra ha insistido en la necesidad de llegar más para generar ocasiones. Ese es el único camino que ve para la victoria. Ante el Castilla tuvieron nueve ocasiones en apenas veinte minutos. «Faltaba llegada y la hemos tenido. Lo hicimos con menos gente, lo que hemos hecho fue proteger el equipo», concluye.

El cuerpo técnico está ahora preocupado por la baja de Rufo, que se lesionó en el gemelo y este lunes se someterá a pruebas médicas para ver el alcance: «Es una baja más y ya tenemos unas cuentas. Los que están tendrán que tirar sin mirar atrás».

Raúl González: «El Pontevedra es un equipo para estar mucho más arriba»

El entrenador del Real Madrid Castilla, Raúl González, alabó el juego del Pontevedra y reconoció que salvar un punto es el mejor de los resultados después de una segunda parte en la que sus jugadores bajaron los brazos. «En la primera parte hemos sido dominantes teniendo el control del partido, pero en los primeros minutos de la segunda parte, ya habían chutado casi como nosotros», explicó el técnico, que recalcó que «el Pontevedra ha pelado todos los balones, ha sabido sufrir y al final ha tenido su premio. Es un equipo para estar más arriba, por afición, por campo y por equipo».

El partido tuvo dos caras, una primera, más favorable para los cachorros merengues, y una segunda, en la que el Pontevedra dominó en su terreno. «En una situación difícil, como la actual, han salido con energía y todavía queda mucha temporada. Es un equipo con capacidad para salir de esos puestos en una liga muy igualada en la que cualquiera puede ganar. Al final son dinámicas y si se consiguen dos victorias consecutivas, todo puede cambiar», apuntó Raúl González sobre la imagen que dieron los granates.

El técnico reconoce que si hubiesen marcado el segundo gol, quizás se estaría hablando de un resultado muy distinto, pero cuenta con una plantilla muy joven a la que a veces le cuesta leer el partido. «Fútbol es goles y me voy con la sensación de haber perdido dos puntos, pero también pudimos haber perdido el partido. Es un equipo muy joven y los partidos hay que jugarlos hasta el final. En Ceuta y aquí se nos han escapado cuatro puntos que nos dejarían en el primer puesto», advirtió González sobre la trayectoria de los suyos.

Un Pontevedra CF de dos caras salva un punto ante el Real Madrid Castilla

Nieves D. Amil

El Pontevedra CF mostró una imagen de desesperación en el inicio de partido que se fue transformando en agresividad y oportunidad en la segunda. Esa actitud que reclamaba con insistencia Toni Otero desde que cogió el equipo se materializó en la recta final para salvar un punto ante un Real Madrid Castilla que está bastante lejos de la imagen que se corresponde para un equipo de la zona alta. No propuso y se limitó a cerrarse atrás para intentar, sin éxito, conservar esa ventaja que le dio Peter. 

Los granates partieron con un esquema sin muchas sorpresas teniendo en cuenta la ausencia de Brais Abelenda en la ofensiva. Otero dispuso a Rufo en ataque apoyado en Alberto Rubio, Álex González y Valentín Jaichenko como carrilero. En esos primeros minutos no hubo un centro que encontrase respuesta en el área, los pases largos que se iban por la línea de fondo fueron la imagen más repetida hasta el descanso. Apenas se habían cumplido los primeros veinte minutos de juego cuando Rufo pidió el cambio y Jon Bakero ocupó su espacio dejando a Charles en el banquillo, pese a calentar por la banda hasta ese momento. La decisión de Toni Otero afectó a Álex González, que se metió hacia el interior y se desesperó sin poder ayudar al equipo. Tampoco estaba el Real Madrid Castilla haciendo su mejor partido, pero sí logró rentabilizar la única ocasión que llegó a la meta del Pontevedra CF. Obrador centró a Peter que recibe en el segundo palo y de cabeza anota el 0-1 ante un Cacharrón que se encontró solo.

Seguir leyendo