Balsámico primer triunfo a domicilio del Pontevedra (1-2)

Pablo Penedo Vázquez
Pablo Penedo PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Agencia LOF

Con uno más desde el minuto 37, el conjunto granate remontó en el arranque de la segunda parte un tanto del colista a los 43 segundos de juego

28 nov 2022 . Actualizado a las 17:25 h.

Gran bocanada de aire la que tomaba a última hora de la mañana de este domingo el Pontevedra CF en el estadio Alfonso Murube de Ceuta. Superando a un colista con tan solo 3 puntos en su casillero, fruto de una solitaria victoria a domicilio. Y consiguiendo el primer triunfo granate de la temporada lejos de Pasarón, remontando además el gol de Adri Cuevas a los 43 segundos de juego, que durante algo más de medio partido amenazó de derribo el proyecto de Antonio Fernández a orillas de Lérez.

Como apuntamos, no pudo empezar de peor forma el partido para el Pontevedra. Desde su banda, Ñito González, el extremo izquierdo del Ceuta y su hombre más incisivo a lo largo del encuentro, colocó el cuero a Rodrigo en línea de fondo, y este filtró un fino pase raso a su compañero en la punta de ataque, Adri Cuevas, que batió a Cacharrón superando en el área pequeña a su par. Apenas habían transcurrido 43 segundos desde que el colegiado había pitado su inicio. El conjunto granate arrancaba su probablemente partido más importante de la primera vuelta con 1-0 en contra.

Lo mejor en pleno drama fue ver al Pontevedra no acusar el golpe. Los hombres de Antonio Fernández se pusieron manos a la obra, aplicando el plan de partido que su técnico ha hecho marca de la casa. Con sus dos referencias ofensivas de partida, Rufo y Brais Abelenda, iniciando la presión sobre la salida del balón del rival sobre la línea de cal del área grande, y sus compañeros aplicándose a la misma faena a cada paso que el esférico llegaba a sus respectivas líneas.

El problema con el que se encontró el equipo gallego durante buena parte de la primera mitad fue la presencia enfrente de un adversario bien plantado sobre su parcela en el terreno de juego, achicando espacios con sobriedad, sin dejar apenas opciones de remate al conjunto gallego.

Así fue cómo hubo que esperar al minuto 25 para ver el primer disparo del Pontevedra en el partido, de Brais Abelenda mandando el cuero pegado al palo derecho de la portería defendida por Montagud. Otro tiro, esta vez frontal, de Borja Domínguez, que marchó alto, y un cabezazo de Churre en el primer córner a favor de los granates en el minuto 41, que atrapó Montagud, fue lo único que pudieron chutar los visitantes antes del descanso.

Claro que el Ceuta no se prodigó mucho más. Un centro al corazón del área que Miguel Román interceptó impidiéndole al goleador local rematar a placer, y una gran jugada personal de Ñito González, que acabó ganando la línea de fondo para intentar un pase de la muerte que Churre abortó.

Pero, desde el 25 de partido, lo realmente importante no estaba pasando en las áreas. De manera gradual, pero intensiva, el juego dejó de fluir de lado a lado del campo para concentrarse en el bloque bajo defensivo del Ceuta. En una mezcla de empuje granate y repliegue táctico local, la cosa no tardó en transformarse en un asedio. Para ser precisos, el tiempo que transcurrió hasta que, en el minuto 37, el árbitro decretaba la expulsión de Rodrigo por un grosero plantillazo en el centro del campo a Miguel Román.

Duelo volteado en diez minutos

Tras el descanso, el partido se retomó continuando el mismo guion, con el Ceuta fiando su suerte a una defensa numantina con un 4-4-1 de líneas muy pegadas entre sí. Pero el cambio en el reparto del Pontevedra, con Antonio Fernández dando entrada a Charles por Churre y Miguel Román ocupando el puesto de este en el centro de la zaga, no necesitó más de un minuto para dar sus frutos. Con un centro desde el pico izquierdo del área grande de un Brais Abelenda excelso todo el partido que Charles remató en el segundo palo sin dejar opción al portero ceutí.

Poco después, Brais Abelenda obligó desde la media luna a Montagud a una soberbia intervención, pero el cancerbero solo pudo retrasar el 1-2. A dos segundos para llegar al minuto 56, Alberto Rubio ponía la guinda a una gran jugada colectiva, con Brais Abelenda, otra vez, dejando huella con un centro lateral que el extremo derecho cazó en el área pequeña para perforar la portería con un explosivo remate.

El asedio gallego continuaría todavía diez minutos más, con remates desviados de Yelko, Borja Domínguez y Charles, antes de que los cambios del técnico del Ceuta devolviesen al cuadro anfitrión al tablero de juego, volviendo a pelear por pisar área contraria. No obstante, el Ceuta únicamente lograría percutir en sus no demasiadas llegadas con un disparo desviado de Liberto en el minuto 67.

Antonio Fernández mantuvo fresco a su equipo con sus cinco cambios, y el Pontevedra incluso tuvo la mejor ocasión para mover un marcador que acabó antojándose inamovible, con Charles estrellando el balón en el larguero en el 93 habiendo tocado en la trayectoria el portero.

FICHA DEL PARTIDO: 

CEUTA (1): Montagud, Robin, Josema Gallego (Alain, min 60), Reina, Mati, Pablo, Julio Iglesias (Liberto, min 54), Barreda, Ñito González, Rodrigo y Adri Cuevas (Iván Breñé, min 65)

PONTEVEDRA C.F. (2): Cacharrón, Diego Seoane, Bastos, Soto, Churre (Charles, min 46), Miguel Román, Borja Domínguez (Martín Diz, min 83), Alberto Rubio (Yelko, min 60), Brais Abelenda (Luis Martínez, min 83), Álex González y Rufo (Mario Ortiz, min 71).

GOLES: 1-0, 43 segundos: Adri Cuevas. 1-1, min 46: Charles. 1-2, min 55: Rubio.

ÁRBITRO: Carlos Fernández. Expulsó con roja directa al delantero local Rodrigo (min 37) y al delegado de su equipo poco después. Mostró tarjetas amarillas a Josema Gallego, Mati y Alain, por el Ceuta, y a Diego Seoane, Churre y Mario Ortiz, por el Pontevedra.