El CIFP Carlos Oroza de Pontevedra, uno de los tres centros gallegos en la red de excelencia de FP

Cristina Barral Diéguez
Cristina Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Dos alumnas del CIFP Carlos Oroza de Pontevedra, en una reciente actividad de Etiqueta Negra
Dos alumnas del CIFP Carlos Oroza de Pontevedra, en una reciente actividad de Etiqueta Negra ETIQUETA NEGRA

Es una iniciativa del Ministerio de Educación para llevar a cabo planes de calificación e integración. Recibirá 750.000 euros

23 nov 2022 . Actualizado a las 16:36 h.

El centro integrado de formación profesional (CIFP) Carlos Oroza de Pontevedra es uno de los tres gallegos que formarán parte de la red de excelencia de FP que impulsa el Gobierno a través del Ministerio de Educación. Los otros seleccionados en la comunidad son el CIFP As Mercedes y el CIFP Ánxel Casal, de los sectores aeronáutico y sanitario, respectivamente. El Carlos Oroza, del sector hostelería, recibirá 750.000 euros para llevar a cabo los planes de calificación e integración, en el marco del componente 20 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El director del centro pontevedrés, Manuel Hermo, indicó a La Voz que supone «un orgullo» estar en esa red nacional. «Supón un avance moi importante formar parte desa rede de excelencia a nivel nacional. Vai supoñer unha transformación na metodoloxía e tamén tecnolóxica, na forma de traballar», afirmó. El director del Carlos Oroza apuntó también que hay mucho trabajo por delante. «Son tres anos os que temos para desenvolver os plans do ministerio e o noso proxecto de centro, que foi o que obtivo a maior puntuación de toda España, de 180 puntos acadamos 179,75», subrayó. 

El ministerio seleccionó 44 centros públicos de toda España entre los candidatos a la convocatoria de ayudas puesta en marcha el pasado julio para la creación de la red estatal de centros de excelencia de FP. Estos centros, ubicados en 17 comunidades, recibirán una financiación de hasta 41,6 millones. La puesta en marcha de esta iniciativa, recogida en la Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional, supone «un importante impulso a la transformación metodológica y digital de los espacios y equipos de los centros, la incorporación de tecnología disruptiva aplicada, la formación del profesorado a nivel estatal, el desarrollo de proyectos de innovación e investigación aplicada, o el trabajo en red, entre otros».

Educación añade que los integrantes de este ecosistema actuarán como «creadores de entornos de innovación, sostenibilidad y emprendimiento en el ámbito de la formación profesional, tres ejes transversales fundamentales del nuevo modelo de FP impulsado por el Gobierno de España».