El Grupo Nogar recurre la orden de paralización de la actividad en la nave de La Cross

Cristina Barral Diéguez
Cristina Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Antigua nave de La Cross, en Alba, donde Galigrain, del Grupo Nogar, almacena más de 96.000 toneladas de cereal
Antigua nave de La Cross, en Alba, donde Galigrain, del Grupo Nogar, almacena más de 96.000 toneladas de cereal Ramón Leiro

Según el Concello de Pontevedra, la empresa alega que el Ayuntamiento no es competente para dictar el cierre, que es inejecutable, dice, al almacenarse más de 96.000 toneladas de cereal

23 nov 2022 . Actualizado a las 20:11 h.

El Grupo Nogar, a través de la empresa Galigrain, ha presentado un recurso de reposición contra la orden de suspensión cautelar de la actividad en la antigua nave de La Cross, en Alba, dictada por el Concello de Pontevedra. Esa decisión vino precedida de una inspección municipal a raíz del incendio en la antigua nave de Pontesa en Ponte Sampaio, también de Galigrain, ocurrido el pasado 6 de noviembre y costó la vida a un trabajador. Según la concejala de Seguridade Cidadá, Eva Vilaverde (BNG), lo que alega la compañía en el recurso es que el Concello no es competente para dictar la orden de paralización de la actividad en La Cross y que esa resolución es, además, inejecutable al almacenarse allí dentro más de 96.000 toneladas de cereal, más del doble del material que se acumulaba en la nave de Pontesa, donde a día de hoy siguen trabajando los bomberos de Pontevedra.

El gobierno local también desveló que este lunes hubo una reunión de técnicos municipales con la empresa Galigrain para estudiar la mejor manera para dotar a esa instalación de medidas de seguridad y antiincendios. Eva Vilaverde apuntó que la compañía no puede almacenar más material en La Cross, pero sí vigilar el actual. Por eso, dijo, no es necesario el precinto de la Policía Local mientras no se resuelve el recurso de reposición. Aunque no dio un plazo, indicó que será rápido, cuestión de días: «Non se van agotar os prazos». ¿Hay colaboración entre las partes?, se le preguntó este martes. «Entendo que si hai colaboración. Os técnicos municipais detectaron deficiencias na inspección e quero pensar que si existe esa colaboración, en caso contrario sería unha irresponsabilidade», argumentó. Reiteró la concejala que lo que le preocupa al Concello de Pontevedra es la seguridad de los vecinos. «O tipo de procedemento administrativo é o de menos», señaló.