Desalojan el Alfredo di Stefano y paran el partido entre el Castilla y el Pontevedra CF

Nieves D. Amil
Nieves D. Amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

La megafonía de la ciudad deportiva del Real Madrid pidió que se vaciase la grada por precaución, mientras los jugadores siguieron en el terreno de juego

06 nov 2022 . Actualizado a las 21:32 h.

Con 0-0 en el marcador y a punto de entrar en el minuto 68 de juego, los árbitros pararon el partido entre el Castilla y el Pontevedra CF, que se estaba celebrando en el campo Alfredo di Stefano de la ciudad deportiva del Real Madrid. El aviso por megafonía para que se desalojase de forma inmediata la grada por precaución sorprendió a los aficionados y a los jugadores, que veían atónitos hacia la grada sin saber qué había ocurrido. El inesperado parón llegó en un momento de gran juego por parte de los de Raúl González. 

Los jugadores se acercaron hasta los banquillos mientras buena parte de los aficionados blancos y el medio centenar de granates que viajaron para animar al equipo salían de forma muy organizada por los vomitorios del campo. Nadie sabía lo que estaba pasando hasta que pasados cerca de cinco minutos, el árbitro reanudó el encuentro. Los aficionados regresaron a sus posiciones y todo quedó en un susto. Una alarma que se activó de forma accidental obligó a activar los protocolos de seguridad. 

El partido se reanudó con la misma sintonía con la que se había parado. El Castilla dominando y el Pontevedra CF intentando contener las embestidas de Arribas, que apenas un cuarto de hora después de volver a jugar, anotó desde la frontal del área el primero de la mañana. 

Mucha defensa y cero en ataque para el Pontevedra CF, que cae frente al Castilla

Nieves D. Amil

El Pontevedra CF necesitaba la primera victoria a domicilio, pero no pudo ser. Ni siquiera logró salvar un punto en una mañana en el que el partido pasó por todas las caras, incluida la del desalojo de la grada por una falsa alarma. Fueron de más a menos. Antonio Fernández sabía del potencial ofensivo del Castilla y cerró atrás el equipo haciendo casi imposible las aproximaciones de los blancos, que depositaban en Álvaro Martín y Arribas sus acciones de gol. Bastos, infranqueable por su banda, y con Diz, incluso echando una mano cuando la presión se hacía más fuerte, llevaron al Pontevedra a mantener las tablas hasta el descanso.

Seguir leyendo