Álex González, duda para el Pontevedra CF en su desplazamiento a Valdebebas

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

RAMON LEIRO

El equipo granate no contará ni con Churre ni Brais Abelenda por sanción

04 nov 2022 . Actualizado a las 19:04 h.

El Pontevedra CF no llegará a Valdebebas en la mejor situación. A las bajas de Brais Abelenda y Churre por sanción se une la duda de Álex González. El capitán recibió un golpe y estaba previsto que su evolución durante la semana le permitiese viajar a Madrid con total seguridad, pero la evolución de estos días hace que Antonio Fernández haya dilatado la decisión hasta este sábado. «Valoraremos si Álex viaja o no el sábado. Sabiendo las bajas que tenemos por sanción sabemos con quienes contamos para tener un once competitivo y llegar a Madrid con la intención de sumar y volver con puntos», explica el míster, que espera que el equipo no se baje del camino que inició la pasada semana ganando al San Fernando.

«El equipo necesitaba esa victoria para tener esa alegría de antes, los otros días estuvimos haciendo méritos para ganar y no pudo ser. Ojalá esto sea un punto de inflexión para poder hacerlo», advierte Fernández antes de realizar el último entrenamiento y viajar a Madrid.

Tras puntuar la semana pasada en casa, el equipo granate ha ganado una fuerza que se vio durante toda la semana en los entrenamientos. Saben que es una salida complicada ante un equipo que rentabiliza los errores rivales. «Es una salida complicada porque sus números en casa también los son», dice sobre el Castilla. Con la duda de Álex y la ausencia de Churre y Brais Abelenda, titulares desde el primer partido, el Pontevedra estará obligado a sacar de nuevo un once distinto. «La continuidad no la puedes dar cuando hay sancionados que eran titulares. A partir de ahí, ya sabemos que va a haber cambios, pero tenemos que darle continuidad a ese nivel que se ha visto», subraya Antonio.

La pasada semana sorprendió en Pasarón con Pablo Cacharrón bajo palos y Martín Diz en punta. Es un aviso a navegantes. «Me fijo en la predisposición y el acierto que han tenido entre semana porque si lo tienen, también lo habrá el fin de semana. Hay momentos de forma y estados anímicos que te pueden ayudar a decidir», concluyó el míster para explicar las decisiones que toma antes del partido.