La pontevedresa Cora Velasco vuelve «a súa casa» para ser la madrina de 126 alumnos

Cristina Barral Diéguez
cristina barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Cora Velasco, este viernes en el IES Sánchez Cantón de Pontevedra, escucha las palabras del exdocente Anxo González Guerra
Cora Velasco, este viernes en el IES Sánchez Cantón de Pontevedra, escucha las palabras del exdocente Anxo González Guerra LEGRET

La cantante y actriz participó en un acto en el IES Sánchez Cantón

08 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Cora Velasco (Pontevedra, 1991) contó en el IES Sánchez Cantón de la ciudad que hasta ayer no era madrina de nadie. Ni siquiera de un perro o un gato. Desde este viernes tiene 126 ahijados, todos ellos alumnos de las cuatro clases de 1.º de la ESO de este centro educativo. Por segundo año, el instituto programó un acto en el paraninfo en el que la cantante y actriz se convirtió en madrina de la generación que comenzó su trayectoria académica este curso. Sustituye así a otro pontevedrés, Manuel Jabois.

El acto se abrió, como no podía ser de otra forma, con un vídeo proyectado en pantalla grande de Cora Velasco acompañada de su guitarra. Algún estudiante bailaba tímidamente en su silla mientras la autora cantaba «esto no era algo provisional». Tras un fuerte aplauso, los presentadores daban paso al director del IES Sánchez Cantón. Carlos Rodríguez hizo extensivo su mensaje a todos los alumnos presentes: «Cora estudou aquí, é unha volta a súa casa. Todos podedes volver aquí. Anxo tamén volve —en alusión al exprofesor Anxo González Guerra—». El director agradeció todas las facilidades dadas por la cantante y actriz pontevedresa y pidió a los chavales que se estrenan en la ESO que, cuando acaben etapa, «nos lembredes con agarimo e que a xenerosidade que amosa Cora a levedes a gala».

De una antigua estudiante como Cora a un exdocente. «Rapaces e rapazas de 1.º da ESO, xa tedes unha madriña da que poder presumir», les dijo Anxo González Guerra. El profesor jubilado, que no le dio clase a Cora, contó que las primeras imágenes que recuerda de ella son «cunha guitarra ao lombo». Anxo se despidió con un: «Vós sodes o futuro, e vexo un futuro prometedor nas vosas miradas».

Antes de pasar al turno de preguntas que los alumnos le trasladaron a Cora, varios estudiantes subieron al escenario del paraninfo para recordar su trayectoria vital y profesional. Un intenso recorrido a pesar de sus 31 años. No faltó la alusión al nombre artístico con el que empezó su carrera en solitario como cantante, Cora Sayers, que en el 2018 cambió por el actual Cora Velasco desde su disco Sortilegios. «Estaba flipando vendo isto, cantas cousas fixen. É un pracer estar aquí, espero ser boa madriña, deséxovos o mellor nesta etapa que comeza», dijo Cora. La autora recordó su paso por el instituto y animó a los estudiantes a aprovecharla: «É unha vida fácil, cómoda, divertida e na que se aprende moito. O tempo voa».

Y llegó el momento de las preguntas. Levantando la mano y cogiendo un micrófono, fueron lanzando cuestiones a su madrina. Violeta se interesó por la película favorita de la cantante y actriz. «É unha pregunta moi difícil. Pero Rebeca, de Hitchcock». Andrés quiso saber cuántos cortos hizo la invitada, que respondió que ocho o nueve. Martín interrogó sobre qué fue antes, la actriz o la cantante. Cora comentó que la actriz, aunque hoy quizá domine más la cantante. Las preguntas también desvelaron que Cora empezó ballet con solo 3 años y que es guía turística en Pontevedra. «Son pluriempregada», bromeó. También relató que le gusta mucho su municipio y reivindicó que no todo a nivel profesional se cuece en la capital de España. «Pensei que todas as oportunidades estaban en Madrid. Pero esta cidade foi a que me deu de comer».