En verano, mejor no enfermar

PONTEVEDRA CIUDAD

ADRIÁN BAÚLDE

Arrecian reclamaciones por esperas interminables en urgencias, fallan las ambulancias y se quiebra la asistencia primaria el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés

17 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La catarata de quejas de usuarios que denuncian horas y horas de espera en pasillos y boxes del área de Urgencias de Montecelo hasta disponer de una cama de hospitalización, ha sido la noticia más destacada y reiterada de esta semana. La Voz de Galicia tituló con el malestar entre pacientes y familiares que se tradujo en reclamaciones que han arreciado en estos días.

Fuentes sanitarias desvelaban que el jueves había 27 pacientes desparramados por urgencias esperando por una cama de hospitalización. El viernes 15, apenas hubo mejoría porque todavía eran 23 personas las que seguían aguardando. Pero ayer empeoró con 33 pacientes pendientes de cama, según informó la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM). Esta misma fuente ya alertó de que durante este fin de semana estaremos viviendo un agravamiento de esa situación.

El problema para cientos de pacientes no es solo por vacaciones del personal y, por tanto, por ahorro de costes, las gerencias de los hospitales hayan decidido cerrar plantas enteras de hospitales como ocurre en Montecelo. Es que, además, se está produciendo una conjunción de carencias derivadas de otras decisiones del sistema.