Talismán y meta volante

PONTEVEDRA CIUDAD

RAMON LEIRO

La ciudad de Pontevedra adquiere para el Partido Popular un valor electoral añadido después del congreso local que relanza a Rafa Domínguez

08 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La ciudad de Pontevedra se ha convertido en una especie de amuleto electoral para el Partido Popular. Singularmente para el nuevo líder nacional de ese partido y próximo aspirante a la presidencia del Gobierno de España.

Toda esta historia arranca en 2009 cuando Alberto Núñez Feijoo ganó las elecciones autonómicas frente al tándem Emilio Pérez Touriño/Anxo Quintana que venían de cuatro años de Xunta bipartita. El PP celebró un último mitin de campaña en la plaza de toros de esta ciudad, con 12.000 asistentes, y encaminó la primera de las cuatro mayorías absolutas que ha encadenado Feijoo para otros tantos mandatos consecutivos como presidente de la Xunta de Galicia.

Desde entonces, persiste esa simbiosis tan simbólica. De modo que los mítines electorales en el coso taurino pontevedrés han sido sentidos como un talismán por el Partido Popular en las sucesivas elecciones autonómicas de 2012, 2016 y 2020. Algo a lo que el propio Alberto Núñez Feijoo aludía hace unas semanas cuando arrancó en Santiago su campaña para asumir el liderazgo nacional de su partido y ante un auditorio abarrotado en la Cidade da Cultura. Viendo el llenazo, dijo Feijoo: «¡Parece la plaza de toros de Pontevedra!».