Pontevedra empieza a quitarse la mascarilla en interiores

Cristina Barral Diéguez
Cristina Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

El cubrebocas debe mantenerse en hospitales, centros de salud, farmacias, residencias de mayores y transporte público

21 abr 2022 . Actualizado a las 12:33 h.

Este miércoles quedaba sin efecto la obligatoriedad de llevar mascarilla en interiores para prevenir contagios por covid-19. ¿En todos los casos? No. El cubrebocas sigue siendo imprescindible en hospitales, centros de salud, farmacias, residencias de mayores y transporte público. La jornada amaneció en Pontevedra como si la medida no se hubiera publicado en el BOE. A primera hora muchos acudían al trabajo o a clase con la mascarilla puesta. Quizá por costumbre después de 700 días, despiste o simplemente porque consideran que es más cómodo si la van a mantener después en el interior. En los colegios e institutos la recomendación de la Xunta y de las direcciones de los centros educativos es que se mantenga. Es cierto que solo es un consejo y que la última palabra la tiene cada persona. La mayoría, según varios docentes consultados en la ciudad, optó por llevarla puesta en el aula. En el IES Sánchez Cantón, por ejemplo, la inmensa mayoría de alumnos y profesores dieron clase con mascarilla. Las puertas de las aulas siguen abiertas. «Son muy pocos los que no la llevan. En primero y segundo de la ESO no vi a ninguno sin mascarilla», comenta el docente Jose Benito Búa.

En el ámbito sanitario, los profesionales consideran que es una medida que se puede adoptar por las altas tasas de vacunación, pero con prudencia. Después de dos años de pandemia se sabe que el SARS-CoV-2 se transmite por el aire y que ahí es donde hay que tener precaución si se está en entornos que facilitan la transmisión del virus. ¿Cuáles? Aquellos pocos ventilados y donde se acumula gente. Desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en Galicia insisten en lanzar un mensaje de responsabilidad. «Esto no se ha acabado y deberíamos mantener suficientes medidas de protección y prevención. Pero parece que interesa más mostrar una imagen de tranquilidad», dice el médico Carlos Bastida, su presidente. En los hospitales la mascarilla seguirá siendo obligatoria para profesionales, enfermos y familiares. El coordinador de hospitalización covid y jefe de digestivo, Juan Turnes, lo justifica en que son entornos vulnerables. También en los centros de salud, como recuerda el facultativo Luis Fransi, que consulta en Lérez.

¿Y las farmacias? También hay que llevar el cubrebocas, algo que muchos desconocían este miércoles. La razón es que son lugares donde pueden acudir personas contagiadas y que frecuentan personas mayores, que tienen más probabilidades de sufrir complicaciones si se infectan.