Pablo Cacharrón, el último soldado de la retaguardia granate

PONTEVEDRA CIUDAD

Ramón Leiro

Se ganó la titularidad del Pontevedra CF con la portería a cero

24 oct 2021 . Actualizado a las 11:57 h.

Pablo Cacharrón se ha convertido, al menos por el momento, en el portero titular del Pontevedra CF. Guarda la meta a cero. En los dos últimos partidos no consiguieron traspasar la línea de gol, pero lejos de atribuirse los galones, asegura que está protegido por una muralla defensiva que hizo posible las dos últimas victorias (ante el Marino de Luanco y el Llanera). Empezar bien desde atrás para facilitar el trabajo arriba es parte de ese éxito que le ha dado la oportunidad bajo palos. «Ganar la titularidad es para estar contento y muy orgulloso, las sensaciones que tengo son cada vez mejores», apunta Pablo Cacharrón, que pese a estar en un momento dulce, reconoce que todo puede cambiar: «Yo vine para ser jugador del Pontevedra, no para ser titular o suplente. Desde el primer día que empecé a entrenar hago lo mismo».

Sin embargo, se acaba de ganar la confianza del míster después de cinco partidos en los que los errores defensivos penalizaron a Álvaro Cortés. «Estas cosas pasan, a mí me ocurrió otros años. Empecé jugando y me sentaron en la séptima u octava jornada porque los resultados no acompañaban. A veces se intenta buscar así otra solución», explica el portero granate, que cree que «el equipo está más junto y reforzado en la defensa, nos costó cerrar las líneas y jugar así, pero ahora, tanto individualmente como en equipo, estamos trabajando a tope en defensa. Es la clave para poder hacer más cosas en ataque».

El entrenador del Pontevedra CF, Ángel Rodríguez, sigue esa misma línea que apunta Pablo Cacharrón. Sobre el jugador, asegura que «aporta mando y experiencia y ordena la defensa, pero él no ha sido determinante en la portería a cero. Es más mérito de la gente de atrás, que se ha mentalizado y ha dado un paso adelante para no encajar». Todo apunta a que seguirá bajo palos este fin de semana ante la Gimnástica. En ese sentido sueña con volver a ganar y tener la portería a cero, una de las exigencias de Ángel Rodríguez para llegar lejos. El equipo es capaz de generar ocasiones que acaban en saco roto por los problemas defensivos. En las dos últimas jornadas se rompió esa tendencia y con cero goles en contra fueron capaces de anotar seis. «En lo que va de campeonato nadie pudo ganar tres partidos seguidos. Con la igualdad que hay en la liga, es complicado hacerlo. Conseguirlo sería un subidón de moral porque te pones donde tienes que estar y a partir de ahí, la inercia te ayuda».

Con el ascenso en el objetivo

Pablo Cacharrón defiende la calidad de cada uno de los miembros de la plantilla para lograr el objetivo del ascenso que todos tienen en mente. Él también. Al menos con esa intención llegó también al Pontevedra este año. Después de las dos últimas temporadas en el Barakaldo y Tarazona, el portero gallego quería regresar a Galicia. Conocía a Toni Otero de su etapa en el Lugo y cuando vio que el director deportivo fichaba por el conjunto granate, pidió a su representante que se reuniese con él para mostrarle su interés por el Pontevedra. «Vienes a un club que sabes que es un gran equipo. Para mí esto es un lujo», apunta Pablo Cacharrón, el último soldado de la retaguardia granate, que mantiene a cero la portería.