El recinto ferial de Pontevedra ya reserva espacio para el botellón el próximo fin de semana

Serxio Barral Álvarez
Serxio barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Carteles prohibiendo aparcar el fin de semana en el recinto ferial, donde volverá el botellón
Carteles prohibiendo aparcar el fin de semana en el recinto ferial, donde volverá el botellón CAPOTILLO

El Concello interpreta la ley gallega y entiende que al ser un espacio dotacional están permitidas las reuniones

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Pontevedra reactivará con carácter inmediato el botellódromo del aparcamiento del recinto ferial, un espacio al aire libre en el que los jóvenes pueden dar rienda suelta a sus ansias de reunirse sin alterar el descanso de los vecinos del centro histórico como viene sucediendo desde hace semanas.

Se trata de volver a aplicar la ordenanza «reguladora da protección da convivencia cidadá fronte ás alteracións sociais derivadas do consumo de bebidas alcohólicas nos espazos públicos», que en el año 2008 habilitó la explanada del recinto ferial como único punto en el que se autorizaba el consumo del bebidas alcohólicas al aire libre en la ciudad, al margen de las terrazas de los locales de ocio nocturno. Aquella ordenanza acabó con el gravísimo problema que se vivía en zonas como el Campillo de Santa María, y ahora se quiere retomar para evitar que los problemas de convivencia que vuelven al centro histórico en las noches de los fines de semana vayan a más. En las últimas semanas, vecinos y hosteleros han denunciado una situación que el Concello hasta ahora se mostró incapaz de resolver debido a la normativa autonómica que prohíbe consumir bebidas en el espacio público.

El gobierno local ha encontrado un resquicio en la ley que avalaría recuperar el botellódromo. La portavoz del grupo municipal del BNG, Carme da Silva, anunció que es posible debido a que todo el conjunto del Pazo da Cultura, incluido la explanada del aparcamiento superior, es de uso dotacional y por lo tanto no puede ser considerado ni una calle, ni una plaza, ni siquiera una zona de tránsito público. Es por ello que desde el Concello se entiende que el recinto ferial queda fuera de las limitaciones que impone la Lei de Saúde de Galicia para beber fuera de locales de ocio. Dicha normativa fue modificada el pasado mes de febrero para hacer frente a la pandemia y la nueva redacción contempla «la prohibición de consumo en grupo de bebidas alcohólicas en la vía pública, parques y plazas públicas y otros lugares de tránsito público».