El Concello de Pontevedra le toma las medidas a Santa Clara

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Imagen aérea del convento de Santa Clara y de su huerta, que serán adquiridos por el Concello de Pontevedra
Imagen aérea del convento de Santa Clara y de su huerta, que serán adquiridos por el Concello de Pontevedra RAMON LEIRO

El conjunto histórico tendrá una representación gráfica en 3D

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando se está a la espera del momento de la firma de la operación de compra del convento y la huerta de Santa Clara, el Concello de Pontevedra inicia trabajos paralelos para poder ir planificando el futuro del inmueble. Así, este miércoles empieza la medición al milímetro de todo el ámbito. El objetivo, según explica el concejal de Patrimonio Histórico, Xaquín Moreda (BNG), es «saber as superficies reais de cada elemento e, sobre todo, coñecer o volume edificado total. Non existen aínda estes datos exactos, soamente aproximacións». El responsable de la negociación con las monjas clarisas que derivará en la adquisición del conjunto histórico por parte del Concello subraya que «será o primeiro estudo desta clase que se fai de Santa Clara na historia». No hay que olvidar que el lugar fue un convento de clausura durante varios siglos, por lo que el acceso a su interior estuvo vetado.

El resultado de los trabajos que se inician estos días permitirán disponer «dunha mostra gráfica tridimensional e de alta definición» de la nueva propiedad municipal, tanto de la parcela que ocupa la huerta como de todas las construcciones que alberga.

Una empresa especializada con sede en Pontevedra, Geomati-k Ingeniería, será la encargada de llevar a cabo a partir de hoy trabajos que abarcan diferentes ámbitos, como la toma de datos de campo y nube de puntos 3D o el levantamiento topográfico en detalle de la planta, secciones y alzado de todas las edificaciones y de los muros. También está previsto obtener imágenes panorámicas de 360 grados, al igual que ortofotografías en planta y en alzados. Los trabajos, explica Xaquín Moreda, comenzarán por la zona exterior del conjunto histórico, en la calle Santa Clara. A continuación se medirá el interior de las edificaciones, del convento y de la iglesia.