Baño de goles para un Pontevedra CF que resucita en Asturias (0-3)

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Aurelio Florez

Álex González, Rufo y Yelko Pino conducen a los granates a su primera victoria contra el Marino de Luanco

10 oct 2021 . Actualizado a las 20:39 h.

El Pontevedra CF tenía la lección bien aprendida, quedaba materializarla en el examen para restituir un honor que las imprecisiones de los cinco primeros partidos fueron menguando. Sabía lo importante que era regresar de Asturias con la primera victoria de la temporada y la peleó contra un equipo al que hizo bailar a su ritmo durante prácticamente todo el partido. Decía Ángel Rodríguez en la previa que cuando las cosas no funcionan en el terreno de juego hay que aplicar cambios. Los sabía desde el viernes y advirtió de que se verían en el campo. El más destacado fue bajo palos. Sentó a Álvaro Cortés y contó con Cacharrón por primera vez en el equipo de partida. Tuvo que prescindir de Javi Rey en el inicio y optó por Miguel Román, como ya reconoció que podría pasar para ayudar a una rápida recuperación del medio centro. El que sí estuvo fue, Brais Abelenda, que una vez más fue clave en varias jugadas ofensivas. Sería el ex del Racing de Ferrol quien lo sustituyese en la recta final del partido.

Los granates ejercieron una presión alta desde el primer minuto. La clave era mantener la portería a cero y adelantarse en el marcador cuanto antes. Así que la insistencia obtuvo su fruto después de varios embistes. Tuvo que ser Álex González quien rompiese la equidad en el minuto 27 de juego. Condujo el balón desde su posición para colarlo por el segundo palo y adelantar a los suyos. El dominio ofensivo se multiplicó en el campo del Marino de Luanco, que parecía desaparecido ante un conjunto granate que insistía una y otra vez. Unos minutos después del gol llegaría otro intento de centro a Rufo que interceptó un defensa asturiano imposibilitando el segundo.

Aurelio Florez

El delantero madrileño y Charles volvieron a ser ayer el tándem perfecto sobre el terreno de juego. La combinación con ello dejó opciones, como la que llegaría minutos después con un centro de Rufo a Charles desde el extremo izquierdo al que el jugador brasileño no pudo finalizar. Las oportunidades llegaban desde las dos bandas, con Brais Abelenda apuntalando esa faceta ofensiva. Un disparo sobre el larguero a punto estuvo de subir el segundo al marcador unos minutos antes del descanso.