La «necesidad» granate dejará cambios en el once ante el Marino de Luanco

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

Javi Rey y Brais Abelenda viajaron con el equipo, pese a las molestias que arrastran

10 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Tenemos tanta necesidad que no nos preocupamos del rival». Así resumía Ángel Rodríguez la situación del Pontevedra CF antes de partir hacia Asturias para jugar contra el Marino de Luanco. Hay que ver hacia dentro para intentar revertir una situación que va más allá de los resultados.

Sobre los errores defensivos que se prolongan en el tiempo, el técnico granate reconoce que es una situación que «se debe cambiar, trabajamos las acciones a balón parado para que se cambie y también los aspectos defensivos, pero luego vas la partido y hay descuidos o incluso alguna dejadez o abandono». Este domingo (17.00 horas) tendrán otra prueba a vida o muerte con el Marino de Luanco, que los recibe en Asturias tras sumar dos victorias consecutivas. «Es un equipo complicado en su campo, pero tiene sus arreones, con jugadores que han estado en categoría superiores y tienen un buen nivel», apunta el técnico granate que viaja con Brais Abelenda y Javi Rey, a pesar de que arrastran molestias. La convocatoria la completa con Álvaro Cortés, Cacharrón, Samu Araújo, Churre, Miguel Román, Álex González, Romay, Oier Calvillo, Alberto Rubio, Martín Diz, David Soto, Yelko Pino, Samu Santos, Seoane, Charles y Rufo. Precisamente sobre los dos delanteros del equipo, Ángel Rodríguez ha aclarado lo que supone tenerlos juntos en el campo. Alinear a los dos pone en jaque el juego por dentro del equipo. «Siempre hemos hablado de la posibilidad de que jueguen Charles y Rufo, pero esto tiene cosas buenas y malas. Tienen buen juego de espaldas, caen menos a banda y corren menos al espacio. Son dos grandes dentro del área», puntualiza el técnico.

Ante los malos resultados de las últimas jornadas, no se descarta que haya cambios en el medular del equipo. Sin embargo, no ha aclarado cuál podría ser la estrategia. «Tengo claro quien va a jugar y qué vamos a cambiar y qué decisión voy a tomar. Lo normal es que cuando se producen muchos errores, haya cambios», advirtió.