El impacto que tendría en Navia el cierre de la fábrica de Ence en Pontevedra

Luis Fernández
L.F. REDACCIÓN

PONTEVEDRA CIUDAD

Fábrica de Ence en la ría de Pontevedra
Fábrica de Ence en la ría de Pontevedra CAPOTILLO

Los trabajadores asturianos apoyan a sus compañeros gallegos y apuestan por la continuidad de la planta. Califican la actitud de los políticos que exigen el fin de la actividad de «incongruente y populista»

30 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El futuro de la fábrica de Ence en Pontevedra está en el aire. La Audiencia Nacional ha anulado la prórroga de la concesión de Costas y, aunque desde la compañía tienen pensado agotar la vida judicial y dar batalla, el cierre de la planta es una opción que está encima de la mesa. En un principio, podría parecer que el fin de la actividad en Galicia beneficiaría a la planta de Navia al aumentar la carga de trabajo, pero desde el comité aseguran que el impacto sería mínimo. Además, los trabajadores asturianos salen en apoyo de sus compañeros de Pontevedra, reclaman que la factoría siga funcionando y critican con dureza a los políticos que piden el fin de la actividad.

Javier Rodríguez, presidente del comité de empresa en Navia, deja claro que «como representantes de los trabajadores, apoyamos a los compañeros de Pontevedra». «No estamos para nada de acuerdo con los políticos porque no entendemos cómo pueden defender a Alcoa, con razón, y después al día siguiente pedir el cierre de otra empresa», asegura Rodríguez. «Es una incongruencia y populismo», añade.

En cuanto al impacto de ese posible cierre en Navia, Rodríguez sostiene que sería mínimo. «Las inversiones en Navia -que suponen 450 millones- están planificadas y a un paso de empezar y son independientes de lo que pase en Pontevedra», explica. Además, apunta que «aquí estamos a tope de actividad, no podríamos absorber su carga de trabajo y no hay nada previsto respecto a que se pueda traer esa producción». En su opinión, «esa actividad se la llevaría la competencia a Portugal y Brasil, ni siquiera a España» y descarta la posibilidad de construir una nueva planta en Navia: «eso no es viable. Construir una planta nueva en Europa no es competitivo».