El ocio nocturno de Pontevedra ve un avance positivo exigir pruebas para entrar: «Ahora ven que somos la solución»

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

Los bares de copas no abrirán hasta saber qué aforo y horarios les permite la Xunta

09 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En los últimos 16 meses se han escrito una y mil páginas sobre el ocio nocturno y en todas ellas el pesimismo sobre su reapertura era una constante por parte de los hosteleros. Ahora, con Pontevedra de nuevo en nivel medio y 615 casos activos en el área sanitaria, las novedades sobre las restricciones han dado un poco de esperanza al sector. Por primera vez creen que desde la Administración se les está teniendo en cuenta a la hora de marcar las restricciones. Eso no quiere decir que su situación sea buena, pero como explica el presidente de la Asociación de Hosteleros Empresarios de Pontevedra (Hoempo), Dani Lorenzo, «si antes estábamos muy mal, ahora estamos solo mal».

Ese cambio en la percepción de la realidad es, aunque no lo parezca, positivo. Llega después de que el conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña, anunciase el pasado miércoles que no se cerrará el ocio nocturno en los concellos que estén en el nivel medio de restricciones. Desde la medianoche del sábado, todos los que quieran ir a una discoteca o un bar de copas tendrá que presentar una PCR o test de antígenos negativos en las últimas 72 horas, el certificado de pauta completa de vacunación o el que acredite que se ha superado el covid en los últimos seis meses.

Y, ¿cómo han sentado estas medidas en el ocio nocturno? Hasta que salga la publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG) están «expectantes». Los bares de copas de la ciudad no tienen pensado abrir este fin de semana, a pesar de que las medidas ya estarán en vigor. «Vamos a esperar a ver la letra pequeña. Es probable que la próxima semana nos decidamos más a abrir, pero es importante que estas medidas vengan acompañadas del aforo y el horario completo», explica Dani Lorenzo, que pone voz a todo el colectivo. Se conformaría con que se permita una entrada de dos tercios de la capacidad, tal y como ocurrió el verano pasado. Esa es para ellos la medida de la viabilidad.