El embalse de Pontillón de Castro encara el inicio de la temporada estival al 92,2 % de capacidad

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

28 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con el objetivo de estar prevenidos ante posibles períodos de sequía, el embalse de Pontillón de Castro permanece cerrado como reserva de agua debido a que las previsiones meteorológicas que maneja el Concello de Pontevedra apuntan a un «verán cálido e seco». De ese modo, en el actualidad el embalse encara el inicio de la temporada estival al 92,2 % de capacidad.

A esto se suma el hecho de que el río Lérez empieza «esta estación cun caudal importante, en relación a anos anteriores debido ás cuantiosas chuvias do mes de xuño», añadieron desde Concello. Cabe destacar, en este sentido, que el caudal medio a 25 de junio de este 2021 fue de 12,8 metros cúbicos por segundo, prácticamente el doble del que se registraba por estas fechas en el 2017, mientras que el pasado año era de 5,72 metros cúbicos. Un año antes fue de 4,68 y en el 2018 de 3,65.

En paralelo, desde el gobierno local destacaron que «a estación de bombeo de auga potábel de Monte Porreiro xa ten en marcha as catro novas electrobombas de succión do río Lérez, logo de que o pasado 5 de xuño se activase a captación do río e se pechara o encoro de Pontillón de Castro como reserva hidráulica nos meses de verán ante futuras necesidades». La empresa concesionaria, Viaqua, fue la encargada de sustituir cuatro de las seis bombas de las que dispone la estación de bombeo en el marco de un proyecto que, inicialmente, tenía un plazo de ejecución de seis meses. Sin embargo, desde el departamento de gestión de las infraestructuras hidráulicas, que gestiona Raimundo González, se optó por «imprimir máis ritmo á colocación das bombas para que puideran estar operativas cando se producise o peche de Pontillón do Castro».