El placer de ver ponerse el sol en Pontevedra: estas son las cinco mejores puestas de sol

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

El ocaso a los pies de a ría o en el interior son un reclamo turístico más de la comarca

14 jun 2021 . Actualizado a las 19:58 h.

Si algo tienen estas noches de verano son unas puestas de sol para disfrutar. El estío alarga los días y permite asistir a un ocaso que en inverno está oculto entre las nubes demasiadas noches. Hay decenas de rincones a pie de playa, pero hay otros tantos en plena naturaleza que no son tan populares y que merece la pena pararse a ver. La fusión del mar y la montaña regala instantáneas tan perfectas, que en los últimos años se han convertido en un atractivo más para los turistas. Las Rías Baixas tienen algunas de las más bonitas sobre sus rías, pero los municipios del interior también tienen rincones mágicos. Estos días previos a San Xoán el sol se esconde sobre las diez de la noche, la hora más tardía del verano. Estas son algunas de las puestas de sol que merece la pena sentarse a disfrutar en la comarca de Pontevedra.

A Lanzada

Punta Faxilde. La puesta de sol en este rincón de A Lanzada es una de las más espectaculares de las Rías Baixas. Es un lugar especial para ver como se oculta el sol detrás del océano, se puede comprobar cómo el sol se esconde entre la Illa de Ons y la Illa de Sálvora, asomándose a su derecha las Illas Cíes. Tres vecinos de Noalla colocaron hace unos años un banco en el mirador «porque é o sitio máis bonito do mundo». No se sabe si es así o no, pero lo cierto es que se ha convertido en un punto de interés turístico.

Castro Sebil

A una hora caminando desde Cuntis. Desde el centro del pueblo hay que tomar la ruta de la fábrica de la luz, que discurre paralela al río Gallo, hasta llegar a Castro Sebil. Poco más de una hora de caminata para disfrutar de una puesta de sol que alcanza hasta la ría de Arousa, O Grove y algo de la ría de Pontevedra. Los días más claros, se puede ver Sálvora. Para aquellos a los que caminar no les convence, sobre todo porque si es para ver la puesta de sol, el regreso es de noche, también se puede ir en coche. Habría que llegar hasta Mesego y desde ahí hacer una pequeña caminata de dos kilómetros.

A Fracha

Un nuevo mirador sobre Pontevedra y la ría . Es uno de los techos naturales de la ciudad, situado entre Marcón, Tomeza y A Canicouva. Con 26 kilómetros de sendero, la puesta de sol sobre la ría de Pontevedra es uno de los atractivos que más destacan los que ya se han acercado a este mirador, con mesas para merendar y una plantación de 15.500 árboles.

Paxariñas

El sol se oculta tras Ons. Es sin duda uno de los atractivos de esta playa entre Canelas y Montalvo. Son muchos los que apuran las horas de playa para fotografiar como el sol se esconde detrás de Ons.

castrove

Hasta la ría de Vigo. La caminata hasta la cima supone una subida final de casi tres kilómetros para alcanzar los 600 metros de altitud. La puesta de sol es de las que enmudece. Hacía el Norte se divisa la ría de Arousa con el valle de O Salnés al fondo y hacia el otro, por detrás de la península de O Morrazo, se ve como se pone en sol por detrás de las Cíes.