Rafa Domínguez no faltó al honor a Kiko da Silva al vincular sus contratos municipales con su afinidad al BNG

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Rafa Domínguez y Kiko da Silva, durante la vista celebrada el pasado día 2
Rafa Domínguez y Kiko da Silva, durante la vista celebrada el pasado día 2 POOLMONICA PATXOT

Un juzgado de Pontevedra desestima la demanda que presentó el dibujante contra el portavoz del PP y el propio partido

10 jun 2021 . Actualizado a las 16:38 h.

El dibujante Kiko da Silva ha perdido en primera instancia su batalla judicial contra el portavoz del PP en Pontevedra, Rafa Domínguez, al desestimar una jueza la denuncia presentada por atentar contra su honor. La sentencia considera amparadas por la «libertad de expresión» y «en el marco de la crítica política» afirmaciones efectuadas por Domínguez como «el amiguismo que impera en el Concello hace Kiko da Silva, del BNG, sea el elegido a dedo para realizar el cartel del entroido y lo cobre al momento», o que «el BNG prefiere que una persona que va de cuarto en sus listas al Congreso sea la elegida para diseñar el cartel en vez de potenciar el talento realizando un concurso público». Igualmente, se considera que el PP local no incurrió en injurias o en menoscabo del honor del dibujante al afirmar a través de un comunicado de prensa que «de nuevo ir en las listas del BNG tiene premio. Casi 30.000 euros en un mes por dos contratos a dedo, sin concurso público y a espaldas de Pontevedra»

En el juicio, celebrado el pasado día 2 de junio, el fiscal ya había solicitado el archivo de la demanda al entender que dichas manifestaciones «están amparadas por la libertad de expresión, limitándose a realizar una crítica política sobre determinadas contrataciones realizadas por el Concello».