La oposición vecinal hace prever un nuevo fracaso de la variante de Alba, en Pontevedra

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Cruces instaladas de los vecinos de Campañó en el punto donde arrancaría la variante
Cruces instaladas de los vecinos de Campañó en el punto donde arrancaría la variante Ramón Leiro

Campañó rechaza la propuesta, por lo que no se cumple el requisito que pone la Xunta

08 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Pontevedra lanzó el pasado sábado una nueva propuesta para llamada variante de Alba, un vial que comunique la PO-531 (carretera de Vilagarcía) con la N-550 (carretera de Santiago) y canalice el tráfico pesado. La idea, que se viene barajando desde el año 2004, es construir un vial alternativo a la PO-225, que atraviesa San Caetano (Alba). Este presenta dos problemas: un trazado excesivamente sinuoso y un paso inferior bajo la vía férrea cuyo gálibo limita el paso de grandes camiones. De hecho, no es nada infrecuente que se produzcan accidentes en la zona debido al paso de vehículos de mayor altura que acaban chocando con el puente del tren.

Pero la propuesta del Concello, sin haber sido enviada todavía a la Xunta, parece estar condenada a acabar en el fondo de un cajón. El rechazo vecinal que ya se manifiesta desde la parroquia de Campañó así lo hace presuponer, puesto que el único requisito que puso en su día la Administración autonómica para ejecutar el proyecto es que exista «consenso social».

«La mayoría de las asociaciones presentes en el consello parroquial de Campañó manifestamos nuestro más profundo rechazo al trazado propuesto por el Concello», se indica desde uno de los colectivos que en el año 2019 ya canalizó el rechazo al proyecto presentado por la Xunta. El malestar es tan patente que los vecinos ya anuncian su intención de convocar movilizaciones.