Pontevedra propone una variante de Alba más «urbana» y barata

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Demetrio Gómez Xunqueira, con el plano de la nueva propuesta del Concello para la variante de Alba
Demetrio Gómez Xunqueira, con el plano de la nueva propuesta del Concello para la variante de Alba S.B.

La propuesta del Concello elimina las características de autovía que le daba la Xunta

06 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Pontevedra vuelve a insistir en la variante de Alba, un vial que permita conecte las carreteras de Vilagarcía (PO-531) y Santiago (N-550) ofreciendo una alternativa a la PO-225. La nueva propuesta municipal se diseña sobre el mismo trazado que eligió la Xunta hace dos años -deja de ser variante «de Alba» para transcurrir por Campañó y Lérez-, pero suavizando enormemente el impacto en el territorio. Si la Xunta diseñó en su día una autovía cerrada con cuatro carriles, el Concello propone ahora construir prácticamente una calle, un vial con características más «urbanas» y no una vía de alta capacidad. Y considerablemente más barata.

La propuesta que lanza el gobierno local es una carretera de unos 800 metros de longitud, casi en línea recta. Se diseña con un solo carril de circulación por sentido, con aceras de 2,80 metros a ambos lados y arcén de un metro. En total, unos catorce metros de anchura total. Llevaría cuatro rotondas, dos en las intersecciones con la PO-531 y la N-550 -en O Freixo, en Campañó, y A Cendona, en Lérez- y otras dos a lo largo del propio vial para permitir acceder al viario ya existente, que da servicio a los vecinos.

También contará con elementos reductores de velocidad, concretamente ocho «lombos» en el trazado y otros cuatro en las inmediaciones de las dos rotondas interiores, ya que se pretende que la velocidad máxima sean 30 kilómetros por hora.