El fiscal pide el archivo de la causa de Kiko da Silva contra el PP y Rafa Domínguez

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

El dibujante Kiko da Silva, a la izquierda, y el porrtavoz del PP en Pontevedra, Rafa Domínguez, a su llegada a los juzgados
El dibujante Kiko da Silva, a la izquierda, y el porrtavoz del PP en Pontevedra, Rafa Domínguez, a su llegada a los juzgados CAPOTILLO

El dibujante presentó una demanda por injurias tras ser acusado por la oposición municipal de recibir contratos a dedo del Concello

02 jun 2021 . Actualizado a las 19:21 h.

El dibujante Kiko da Silva considera que las afirmaciones del portavoz del PP, Rafa Domínguez, acusándolo de haber sido beneficiario durante años de la concesión de contratos a dedo por parte del Concello para elaborar el cartel del carnaval pontevedrés supone una injuria y atenta contra su derecho al honor. Domínguez, por su parte, habla de libertad de expresión y de crítica política a la labor de contratación del BNG en el Concello de Pontevedra, «que siempre acaba beneficiando a personas afines a ese partido».  

Ambos se vieron las caras hoy en el  juzgado de instrucción número 4 de Pontevedra, donde el demandante, Kiko da Silva, recibió un primer jarro de agua fría: el fiscal no ve causa y tras escuchar a ambas parte solicitó la desestimación de la demanda.

A la salida del juzgado, Da Silva lamentó que desde la defensa de Domínguez no se hubiera aportado «nin unha soa proba de que eu tivera recibido trato de favor» por parte el Concello, y criticó que el fiscal haya pedido el archivo de la demanda sin que existan esas pruebas.

Rafa Domínguez, por su parte, se reafirmó en cuestionar que el Concello encargase durante años a Kiko da Silva la elaboración de los carteles de Carnaval sin que mediara concurso púbico alguno, e insistió en que no pone en duda la capacidad artística ni la profesionalidad del dibujante. Además, se reafirmó en considerar que detrás de la demanda está el BNG. «Si Lores no hubiera querido, yo no estaría aquí hoy», dijo. 

El asunto quedó visto para sentencia con sentimientos encontrados. Desde la parte de Rafa Domínguez se da por hecho que el asunto quedará en nada vista la petición de la fiscalía; y Kiko da Silva, que se siente indefenso, anunció que si se produce una sentencia desfavorable recurrirá «ata onde faga falta». «Como cidadán non podo permtir que se me utilice dentro dunha liorta política, e penso que é un asunto que nos atañe a todos, porque parece que imos cara os tempos pasados en que había medo a decir as túas preferencias políticas».