Un parche para recordar a un motero de Pontevedra fallecido repentinamente

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

RAMON LEIRO

Eladio Pérez está impulsando este sencillo, pero emotivo homenaje a su amigo

11 may 2021 . Actualizado a las 10:49 h.

«Era una persona maravillosa. Divertida, alegre, cariñosa con todos... Llevo años en el mundo de las motos y te encuentras gente maravillosa, pero nosotros éramos uña y carne. Siembre andábamos juntos. Era una persona maravillosa». Con estas palabras recordaba ayer el pontevedrés Eladio Pérez González a su amigo y compañero motero Enrique Brea Angueira, cuya inesperado fallecimiento el pasado 10 de marzo a los 62 años causó un hondo pesar en la comunidad motera de la comarca del Lérez.

En su recuerdo, a modo de homenaje póstumo, Eladio Pérez ha diseñado unos parches para que todos los que lo conocieron lo puedan llevar siempre con ellos. Los colores del mismo, gris y negro, son los mismos que lucía la moto de Brea, mientras que su forma, redonda, es una rueda con los radios. «No lo llamaría una tradición, porque puede sonar un poco raro, pero cuando fallece un compañero motero solemos hacer los amigos más íntimos o el grupo al que pertenece hace un parche para llevarlo en el chaleco en su recuerdo, en su memoria. Es algo que se suele hacer en los motoclubes y entre los moteros», explica Eladio Pérez, al tiempo que señala que el diseño fue cosa suya en colaboración con un amigo común, «que fue quien me dio la idea».

En este punto, el pontevedrés se acordó, asimismo, de la familia del fallecido, al tiempo que lamentó que la muerte le hubiera sorprendido «tan pronto», a punto de jubilarse y sin poder realizar varios proyectos que lo apasionaban: «Tenía idea de hacer una casa en Campo Lameiro, que él era de allí».

Su otra gran ilusión era la de constituir un motoclub, un proyecto en el que contaba con Eladio Pérez, pero también con Álex e Inés, Paco y Divina, Balbino y Julián y Noelia. «Estábamos con la idea de formarlo y, de hecho, estábamos ya desarrollando el tema, pero ya no le dio tiempo», señala quien se adentró en el mundo de las dos ruedas de la mano de su mujer «que me convención para comprar una moto», y por un amigo «que me incitó a rutear con él».

Antes de despedirse, las palabras de Eladio aluden de nuevo al fallecido Brea: «Lo quería muchísima gente y muchos están solicitando el parche para llevarlo en su recuerdo. Era una persona muy querida por todos».