El Concello de Caldas tiene que pagar 672.000 euros al anularse la licencia de obra de un edificio

Cristina Barral Diéguez
c. barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

El edificio, en una imagen de archivo, está ubicado en el número 57 de la calle de Caldas de Reis
El edificio, en una imagen de archivo, está ubicado en el número 57 de la calle de Caldas de Reis CAPOTILLO

La sentencia no es firme y ya fue recurrida por el Ayuntamiento. El alcalde dice que la indemnización «é moi inferior» a la solicitada por la promotora

30 abr 2021 . Actualizado a las 19:54 h.

La palabra culebrón se queda corta para definir el pleito urbanístico del edificio número 57 de la calle Real de Caldas de Reis. Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Pontevedra, conocida este jueves, estima en parte el recurso de la promotora que construyó el inmueble y condena al Concello a abonar a la empresa 672.816 euros más intereses. La resolución judicial no es firme y fue recurrida por las partes.

La empresa Promotora Caldense presentó una reclamación en concepto de responsabilidad patrimonial ante el Concello por los daños y perjuicios sufridos a causa de la anulación judicial de la licencia de obra del edificio. Pedía 2,7 millones de euros. El caso se remonta a hace casi veinte años y se inició tras la denuncia de un particular colindante. En el 2002, una sentencia del mismo juzgado anulaba la licencia otorgada por la comisión de gobierno del Concello por haber incumplido la normativa del fondo edificable -se permitieron 21,85 y 32 metros en lugar de 14 y 24-. La resolución fue ratificada en el 2005 por el TSXG.

El fallo obligaba a demoler una parte de la edificación -núcleo principal de escaleras y ascensor-. Su demora motivó varias multas coercitivas al alcalde. La demolición parcial no finalizó hasta el 15 de septiembre del 2017, después de haberse seguido, dice la última resolución, «una penosa, compleja y tardía ejecución de sentencia». El juzgado entiende que sí cabe la declaración de responsabilidad patrimonial de la Administración local asociada a la anulación de la licencia, aunque rebaja las pretensiones económicas de la promotora.

El gobierno local de Caldas afirmó este jueves que la valoración habrá que hacerla cuando remate el procedimiento. El alcalde, Juan Manuel Rey (PSOE), señaló que, en todo caso, «a sentenza sáldase cunha cantidade a indemnizar moi inferior da que se solicitaba», al tiempo que confía en que prospere el recurso municipal presentado. Por su parte, el PP preguntó cómo piensa el Concello afrontar el pago, si con cargo al presupuesto o con un préstamo.