De tres a trece días, la demora para una cita en los centros de salud de Pontevedra

Cristina Barral Diéguez
c. barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Usuarios, en el centro de salud Virxe Peregrina, de Pontevedra
Usuarios, en el centro de salud Virxe Peregrina, de Pontevedra Ramón Leiro

Portas reclama que se cubra en propiedad la vacante de uno de sus dos médicos y Ponte Sampaio pide un administrativo

24 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta semana la plataforma SOS Sanidade Pública pedía en Pontevedra la vuelta a la atención presencial en los centros de salud. Debido a la pandemia, en atención primaria el filtro telefónico se mantiene para las citas médicas y de otro tipo, aunque los facultativos recalcan que cada vez hay más consultas presenciales. ¿Este sistema ha aumentado la demora en la atención? ¿Hay que esperar más días que antes?

No hay una respuesta única. La situación varía ya no de un municipio a otro, sino dentro del mismo ambulatorio, según el cupo de facultativo. Un sondeo realizado este jueves por centros de salud del área de Pontevedra refleja que la espera por una cita médica oscila entre los tres días, en el mejor de los casos, y las trece jornadas. También hay casos graves como los que se registran en Portas, con una plaza vacante de médico sin cubrir desde hace cinco años, o en el consultorio de Ponte Sampaio, donde se ha retirado el administrativo que había y ya no hay filtro de seguridad en la entrada del centro ni se realizan las llamadas de recordatorio para los mayores de 80 años que tienen que vacunarse. El teléfono para pedir cita en el consultorio de esta parroquia de Pontevedra está desviado al centro de salud de Monte Porreiro, donde han tenido que asumir una carga extra de trabajo de intendencia. Ponte Sampaio daría por bueno un psx a media jornada, de 8 a 12 horas, pero ni siquiera llega.

En Pontevedra, en el Virxe Peregrina la espera por cita médica es de tres o cuatro días, en el caso de los facultativos con cupos más grandes. No hay demora para la consulta de enfermería, y sí para laboratorio. Para algún médico de Lérez también se espera tres o cuatro días, pero forzando mucho todos los días, dicen los profesionales. En A Parda alguna usuaria que solicitó cita ayer tiene que aguardar hasta el 3 de mayo.

La situación empeora en centros más pequeños. En Marín hay médicos con esperas de una semana para consulta y alguno que alcanza los 13 días. En Bueu también es de una semana, y en Baltar, en Sanxenxo, en varios cupos supera esas siete jornadas. En Caldas de Reis, este jueves había un galeno sin demora, mientras que los otros citaban para el lunes, martes o miércoles. La falta de sustitución obliga a asumir el cupo de otros compañeros. Este es el caballo de batalla y una dinámica que se repite. En Moraña se daba fecha para el 4 de mayo.

En Portas está en marcha una campaña vecinal para que el Sergas cubra en propiedad la vacante de uno de sus dos médicos. La facultativa que hay valora dejar su plaza «por non poder cubrir o dobre cupo coa dignidade que ela e os doentes merecen».