El piragüismo gallego mete cuatro barcos en el Preolímpico tras sumar el C2 500 de Antía Jácome y Antía Otero y el C1 1000 de David Barreiro

Los triunfos en Trasona de las palistas del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra y del canoísta cangués del Breogán do Grove se suman a los de la propia Jácome en el C1 200 y de Carolina García y Sara Ouzande en el K2 500


Redacción / La Voz

El piragüismo gallego ha finalizado en la mañana del jueves como el gran triunfador del selectivo organizado por la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP) para la elección de los palistas hispanos que pelearán por los últimos billetes disponibles para los Juegos de Tokio en el Preolímpico del próximo mes. Haciéndose con cuatro de los seis barcos para la cita de Szeged, Hungría, que España aspira a sumar a los ya clasificados K1 200 femenino y masculino y K4 500, K1 y K2 1.000 masculinos. Antía Jácome, que el miércoles se agenciaba la plaza en el C1 200, ha añadido 24 horas después en el embalse asturiano de Trasona la del C2 500 junto a su compañera del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra Antía Otero, para ver como poco más tarde el cangués del Breogán do Grove David Barreiro se imponía en la final del C1 1.000 en un ajustadísimo esprint al también breoganista Noel Domínguez. La cuarta plaza con nombre y apellidos gallegos en el Preolímpico la conseguían el martes, en la prueba de apertura del selectivo, Carolina García, del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra, y la asturiana del Kayak Tudense y Deportista Galega de Alto Nivel Sara Ouzande en el K2 500

Antía Jácome Couto se ha coronado en la mañana de este jueves como el gran nombre propio del selectivo organizado por la RFEP en la apertura de la jornada con la que concluía el proceso de cribado para el Preolímpico. Tras hacerse a primera hora de la mañana del miércoles con la plaza en el C1 200, la palista del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra y su compañera de club Antía Otero Santiago, tercera en la final de la canoa doble, ganaron con autoridad la final directa del C2 500, la otra canoa femenina del programa olímpico. Lo hicieron con un barco de ventaja sobre la segunda mejor embarcación, marcando un crono de 2.04.442, por los 2.06.300 de la pareja formada por Patricia Coco, del Club Deportivo Cisne, y María Corbera, del Escuela Piragüismo Aranjuez. Coco había sido la compañera de Antía Jácome en el último C2 500 internacional español, en el Mundial de Szeged, donde se pusieron en juego la mayor parte de las plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio; juntas ganaron en Hungría la final B. Corbera, segunda el miércoles en el selectivo del C1 200 a 33 centésimas de segundo de Jácome, había sido la baza hispana en el Mundial del 2019 en la canoa olímpica individual, finalizando quinta en la final B. La otra embarcación gallega en el selectivo del C2 500 en Trasona, la formada por la palista del Náutico O Muíño María Pérez y la del E.P. Ciudad de Pontevedra María de la Peña, completaron el medio kilómetro en 2.18.860.

Solo un cuarto de hora más tarde arrancaba la final del C1 1.000. Precedida por tres semifinales en la tarde del miércoles, eran ocho los palistas gallegos o de clubs de Galicia que rozaron el pleno en las nueve calles de salida. Adrián Sieiro, del Club Piragüismo Poio-Conservas Pescamar, partía como gran favorito, ocupando la calle central; pero a media regata se paró por algún tipo de problema. El madrileño del Breogán do Grove Noel Domínguez emergía entonces como caballo ganador con su galopada por la calle seis. Pero no contó con el motor de explosión exprimido en el último tramo por su compañero de club David Barreiro. Domínguez dejó de palear para tirar de golpe hacia atrás a algo menos de 5 metros de la meta mientras Barreiro apuraba hasta la última palada. Y así fue como el de Cangas le ganó la partida por 142 milésimas de segundo, un suspiro en una regata de mil metros, con un crono final de 4.01.790 por los 4.01.932 de su rival. Los siguieron en meta Martín Jácome (E.P. Ciudad de Pontevedra), ya en 4.07.212, Manuel Fontán (Náutico O Muíño de Ribadumia), en 4.07.350, Ignacio Calvo (E.P. Aranjuez), en 4.11.079, Pablo Crespo (E.P. Ciudad de Pontevedra), en 4.11.172, Diego Romero (Breogán do Grove), en 4.14.079, Yeray García (Piragüismo Illa de Arousa), en 4.16.866 y Adrián Sieiro, en 4.52.579.

 Cristian Toro empieza su carrera hacia los Juegos de París 2024

Además de la elección de las seis bazas para intentar ampliar su delegación en los Juegos Olímpicos de Tokio, la RFEP dispuso desde el martes y hasta este viernes un macro selectivo para cribar a los palistas que acudirán a todas las demás grandes citas internacionales de esprint esta temporada. Básicamente, el Mundial Absoluto de septiembre en Copenhague, Dinamarca, tras la suspensión, parece que definitiva, del Europeo previsto para la primera semana de junio en Duisburgo, Alemania. Y en este segundo escalón, el viveirense Cristian Toro camina con paso firme en busca de reubicarse en el mapa de la élite internacional tras quedar fuera del K4 500 de Tokio, la gran baza del piragüismo español en la inminente pelea por los nuevos títulos olímpicos.

Toro y su compañero asturiano en el Club Fluvial de Lugo Pelayo Roza ganaron el miércoles la plaza del K2 200 y en la mañana de este jueves la de un K2 500 que volverá al programa olímpico en la edición de París 2024 en sustitución del K2 1.000. Un golpe de autoridad este último que da a Toro su primera victoria en la nueva carrera de fondo que se avecina tras la cita japonesa, en tanto que entre los aspirantes al K2 500 en el selectivo de Trasona figuraban los titulares españoles del K2 1.000 de Tokio, Francisco Cubelos e Íñigo Peña, segundos en meta a 88 centésimas de Toro y Roza, que firmaron un tiempo de 1.32.599. El tomiñés Roi Rodríguez y el catalán y compañero en el Kayak Tudense Albert Martí fueron terceros a 1.03 (1.33.630) y Pedro Vázquez y Carlos Garrote cuartos a 3.73. Tras retirarse del polémico proceso de selección del K4 500, el zamorano Garrote todavía no ha logrado plaza internacional este año, segundo el martes en la pelea por la del K1 200, barco en el que fue bronce en el último Mundial; Juan Oriyés, del Real Grupo de Cultura Covadonga, le ganó la partida del selectivo por 22 centésimas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El piragüismo gallego mete cuatro barcos en el Preolímpico tras sumar el C2 500 de Antía Jácome y Antía Otero y el C1 1000 de David Barreiro